Duro golpe para Armie Hammer: murió su padre, el magnate Michael Armand Hammer, a los 67 años

Duro golpe para Armie Hammer: murió su padre, el magnate Michael Armand Hammer, a los 67 años

Duro golpe para Armie Hammer: murió su padre, el magnate Michael Armand Hammer, a los 67 años – Créditos: @Archivo

El presente de Armie Hammer trascurre muy lejos de las luces y las mieles de Hollywood: acusado de violación y de explicitar a través de perturbadores mensajes de texto enviados a distintas mujeres su tendencia al canibalismo, el actor pasa ahora sus días en las Islas Caimán, intentando mantener un bajo perfil, rodeado de sus familiares más directos. Sin embargo, la tranquilidad que parecía haber conseguido se vio fuertemente sacudida a fines de la semana pasada: su padre, el magnate Michael Armand Hammer, uno de sus principales pilares en esta etapa de desintoxicación, murió de cáncer a los 67 años .

Según informó el portal TMZ, el medio que dio a conocer la noticia, el empresario, nieto del magnate petrolero Armand Hammer, que dirigía Occidental Petroleum Corporation, murió el domingo pasado.

Hammer y su entonces esposa Dru Ann Mobley se convirtieron en padres del protagonista de Llámame por tu nombre en 1986 y luego tuvieron a Viktor, dos años después.

El empresario se desempeñó como supervisor de la Hammer International Foundation, la Armand Hammer Foundation y además era dueño de numerosos negocios que incluían Hammer Galleries y Hammer Productions, una compañía de producción de cine y televisión. También formó parte del Comité de Inversiones y la Junta de Referencia de la Universidad Oral Roberts.

La poderosa dinastía Hammer es conocida por gran parte de los estadounidenses, pero la historia de sus miembros trascendió al resto del mundo a principio de este año, cuando Discovery+ estrenó la serie documental House of Hammer , basada en los supuestos crímenes perpetrados por los Hammer, generación tras generación.

La docuserie, dirigida por Elli Hakami y Julian P. Hobbs, también cuenta con el testimonio de Casey Hammer, la tía de Armie y hermana del magnate petrolero recientemente fallecido. “Multipliquen lo que pasa en la serie Succession un millón de veces. Así era mi familia”, se la escucha decir a modo de introducción. Y agrega: “Si creés en hacer tratos con el diablo, los Hammers están en lo más alto del tótem” .

“Cada generación de mi familia estuvo envuelta en asuntos oscuros y cada vez se puso peor y peor. Sé que mi abuelo lo tuvo, pero vi el costado oscuro de mi padre de primera mano. Y vi el de mi hermano. Era como un monstruo liberado. Ahora es Armie. Yo dejé que los Hammer me controlaran generación tras generación, pero es tiempo de parar”, asegura la mujer.

Una dinastía complicada

El tatarabuelo del actor, Julius Hammer, fue condenado a tres años y medio de prisión por homicidio en primer grado en 1919, después de haberle practicado un aborto a la esposa de un diplomático ruso que murió días después de la intervención. Asimismo, su hijo Armand Hammer estuvo vinculado con estafas y habría sido un espía soviético.

El hombre se casó con Olga Vadina Von Root, con la que tuvo a Julian, el primogénito de la familia y abuelo de Armie, quien también fue noticia en su época, tras haber asesinado a un amigo a tiros, en medio de una pelea por una deuda de juego, cuando tenía 26 años.

Julian tuvo dos hijos, Michael y Casey, la tía del actor y quien brinda su testimonio en la serie. La mujer reveló que fue abusada sexualmente por su padre cuando era una niña. “Era un hombre alcohólico y adicto a las metanfetaminas que entraba y salía de las instituciones mentales durante la mayor parte de mi vida”, declaró en su libro autobiográfico llamado Surviving My Birthright.

Por otro lado, Michael Armand Hammer, padre del actor, se vio envuelto en una demanda por la supuesta venta de un cuadro falsificado de Jackson Pollock por 17 millones de dólares. La galería familiar fue acusada de haber ganado más de 70 millones de dólares vendiendo 63 falsificaciones de obras circunscritas al expresionismo abstracto. Además, el padre de Hammer consumía alcohol y drogas frecuentemente y habría tenido una tendencia a los fetiches sexuales que su propio hijo no desconocía.