Alonso: «Ímola resume nuestra mala suerte»

Existe un sentimiento común que sobrevuela ya el paddock de la Fórmula 1: la expectación por ver qué puede deparar el Gran Premio de Miami de este fin de semana. Todavía es pronto para hablar de lo que puede suceder en una pista que se estrena en el calendario, totalmente desconocida para los pilotos, pero los eventos previos a la gran cita dejan claro que el espectáculo estará más que servido. El circuito, ubicado en Miami Gardens, cuelga ya el cartel de completo, incluso con unas entradas a precios desorbitados. Lo cual, demuestra de nuevo el creciente interés por la F1 en Estados Unidos.

Y, aunque la ciudad está totalmente volcada con la participación de los Miami Heart en los Playoffs de la NBA, el ‘Gran Circo’ va ocupando su espacio entre los grandes planea deportivos del fin de semana. Los pilotos ya han comenzado a disfrutar del gran premio con todo tipo de compromisos previos a la acción en pista, entre ellos, un show inaugural por todo lo alto desde podio del nuevo trazado. Allí, junto a varios DJs reconocidos a nivel mundial, estuvieron todos los protagonistas del fin de semana, incluso los team managers de sus respectivos equipos. Aunque, eso sí, con una ausencia muy sonada: Fernando Alonso, quien presentaba la nueva bicicleta eléctrica impresa en 3D de Kioma, desde la tienda física que, precisamente, se ubica en Miami.

Y, pese a perderse el gran show de apertura al fin de semana, Alonso admite lo mucho que le gusta «correr en Estados Unidos» donde se ha visto «lo grande que se está haciendo la Fórmula 1». «Miami es otro de los nuevos circuitos y tengo curiosidad por ver cómo es el trazado en la vida real. Todo el ambiente será genial y es un momento divertido para estar en Miami», asegura el español sobre esta nueva incorporación al calendario del Mundial. Y no será la última porque, el próximo 2023, Las Vegas se estrenará como el tercer circuito estadounidense. «Estuve en el simulador la semana pasada en Enstone, así que probamos el nuevo trazado y creo que será divertido para nosotros», añade el asturiano que, como homenaje a este gran estreno, llevará un casco especial durante el fin de semana.

Nuevo comienzo

La semana de descanso y el estreno del circuito de Miami dan a Alpine la oportunidad de resetear. La marca francesa quiere empezar de cero y dejar atrás la decepción con la que empezaron el curso. El coche sigue siendo competitivo, se demostró en Ímola, aunque para Alonso, el fin de semana acabó antes de tiempo: se fueron de Italia sin puntos y con un nuevo abandono tras el toque con Mick Schumacher. Otra decepción para el asturiano que, en cuatro carreras, solo suma dos puntos. «Fue desafortunado y resume nuestra mala suerte en este momento», admite Fernando en la previa a la nueva carrera en Miami. «Estaba contento con mi clasificación del viernes, pero luego sufrimos con la alta degradación de los neumáticos durante la clasificación sprint, y mi carrera terminó antes de tiempo debido al contacto con Mick en la salida», añade, aunque con la esperanza de poder salir adelante: «No es lo que queríamos después de cuatro rondas, pero aún es pronto y el año pasado, cuando dejamos Imola, sólo teníamos un punto. La temporada es muy larga».

Lo que está claro es que Alonso se divierte en esta nueva era de la Fórmula 1: «Creo que después de cuatro carreras hemos visto que los resultados han sido dispares. Hubo bastantes adelantamientos en Bahréin y Arabia. Mientras que en Australia e Imola fue difícil adelantar como se esperaba. Creo que aún es demasiado pronto para juzgar». Pero hay una premisa que no se puede negar: «Ya está claro que es más fácil seguir a los coches por delante. Están sufriendo con diferentes niveles de degradación de los neumáticos, lo que está creando diferentes estrategias y oportunidades en la carrera. Los coches son divertidos de conducir, pero vamos a juzgar si la carrera como espectáculo es mejor cuando hayamos tenido más carreras para comparar».