Cuatro años de prisión a Santi Mina por abuso sexual

El jugador del Celta, Santi Mina, ha sido condenado a cuatro años de prisión por un delito de abuso sexual, si bien lo ha absuelto del delito de agresión sexual que pedía la Fiscalía y la acusación particular. El futbolista también deberá pagar una indemnización de 50.000 euros a la víctima y se le impone una orden de alejamiento de 500 metros durante 12 años.

Por su parte, el futbolista del Ibiza, David Goldar ha quedado absuelto de cualquier responsabilidad penal. En su caso sólo la acusación particular solicitaba un delito de agresión sexual, ya que la Fiscalía no se personó en la causa contra el defensa gallego.

La sentencia será recurrida por la defensa de Santi Mina, quien durante el juicio alegó consentimiento por parte de la víctima. Los hechos ocurrieron en Mojácar en el verano de 2017 y cinco años después llega esta sentencia que supone un duro revés para el jugador del Celta. Desde el club vigués, su presidente Carlos Mouriño proclamó «tolerancia cero», aunque alegaba a la presunción de inocencia. Ahora, con la sentencia sobre la mesa, el club deberá pronunciarse al respecto.