Red Bull quiere «que Ferrari llegue al límite»

Pese a que ya han conseguido su objetivo en la cuarta carrera del año, desquiciando a un Charles Leclerc que se quedó sin podio por arriesgar más de la cuenta buscando el adelantamiento a Sergio Pérez, desde Red Bull se han propuesto «que Ferrari llegue al límite» durante más grandes premios esta temporada ya que como confirmaron en Ímola, donde «todo funcionó» para los de Milton Keynes, «Ferrari comete errores bajo presión». O al menos esa es la conclusión que saca Helmut Marko, asesor de la escudería energética, tras abandonar el trazado italiano.

Desde Red Bull le buscaron las cosquillas a los de Maranello en el escenario donde no podían fallar. La Scuderia corría ante sus tifosi y era obligatorio, especialmente por el nivel que han exhibido esta temporada, ver a los de rojo en lo más alto del podio. Tanta era la superioridad que se sentía por parte de Ferrari, que ese resultado casi podía entenderse como una exigencia hasta que el equipo austriaco firmó un doblete que no vivían desde 2016, para demostrar que si la fiabilidad no les vuelve a pasar factura, están en la misma guerra que el ‘Cavallino Rampante’.

«En términos de números, parecíamos estar muy por detrás de Ferrari, pero siempre supimos que teníamos la velocidad y que podíamos alcanzarlos», explicaba Marko después de un fin de semana perfecto en el que la degradación de neumáticos fue la gran culpable de sus alegrías.El austriaco destaca de su punto fuerte que gracias a las «actualizaciones, si el equilibro es correcto, los neumáticos no gacen ‘grainig» y ve a Verstappen capaz de todo gracias al respaldo de las evoluciones que están por venir: «Max puede sacar el máximo del coche y todavía queda que mejorar».

«Una lucha amistosa»

Fuera de la pista, el asesor de Red Bull destaca su capacidad de progresión como otra gran ventaja respecto a los italianos. «No creo que Ferrari pueda igualar nuestro ritmo de desarrollo del coche», dice convencido Marko, sobre lo que considera «una lucha deportiva y amistosa con Ferrari», para la que no desea el mismo final que vivieron en 2021 con Mercedes.

El austriaco da por hecho que si continúan «haciendo que Ferrari llegue al limite, las cosas no siempre les irán bien» y sabe que «Leclerc aún no tiene el título». «Aún quedan muchas carreras por delante» y aunque Marko deja abierto un abanico de posibilidades inmenso debido al poco rodaje que ha tenido esta temporada, solo quiere vetar un final: «Espero que esta vez el título no se decida en la última carrera».