Alonso confía en Brivio

El afán de la Fórmula 1 por ampliar horizontes y aumentar su presencia en todas las partes del globo terráqueo, lleva ahora al Gran Circo hasta Qatar. El circuito de Losail, gran protagonista de MotoGP después de 15 años inaugurando cada nueva temporada, se estrena también en el certamen de las cuatro ruedas y todos los equipos llegan a ciegas… aunque con Alpine como alumno aventajado. La escudería francesa incorporó este mismo año en sus filas a Davide Brivio, exjefe de proyecto de Suzuki en el Mundial de motociclismo, y el italiano conoce de muy buena mano las características de un trazado sobre el que Fernando Alonso se ha dejado aconsejar.

«Losail es una pista que no conocemos muy bien, pero ha estado en el calendario de MotoGP durante muchos años», comenzaba reconociendo el asturiano en la previa al arranque del gran premio, y confesaba la ayuda de Brivio a la hora de afrontar un fin de semana en el que esperan remontar la bajada de rendimiento que sufrieron especialmente en el triplete americano: «He hablado con Davide Brivio sobre el circuito, ya que es el que más experiencia tiene de todo el equipo. Han corrido buenas categorías anteriormente, las instalaciones son buenas y por lo general, el buen tiempo está garantizado».

Lo cierto es que en marzo, cuando aterriza el Mundial de MotoGP, el viento copa gran parte del protagonismo durante el fin de semana y aunque las rachas se intensificarán durante la jornada del domingo en la visita de la F1, la previsión apunta a un fin de semana en seco donde acompañarán las temperaturas. Eso quiere decir que no se esperan contratiempos, al menos meteorológicos, y que servirán las sensaciones recogidas «en simuladores y ‘on boards». Ese ha sido el entrenamiento al que más ha recurrido Fernando antes de llegar a una pista como la de Losail, «que parece rápida», y que también ha sacado el lado más curiosos de Fernando: «Será interesante el ver cómo se comporta un Fórmula 1 en este circuito comparado con una MotoGP».