Kroos, un pulmón inesperado

El físico en sí de Toni Kroos nunca ha sido considerado como un elemento de importancia capital para el Real Madrid, pero su estado físico sí jugará una baza importante en los planes próximos de Carlo Ancelotti. El veterano mediocentro (en enero cumplirá 32 años) se ha convertido en el único del casi sagrado tridente de medios que está inoculado del Virus FIFA. Casemiro sólo ha jugado un partido en este viaje con Brasil, pero los 21.000 kilómetros de viaje se acumulan, mientras que Modric se fue con la tensión de jugarse el Mundial. Kroos es casi todo lo contrario. Está pudiendo dedicarse en Valdebebas a pulir su acondicionamiento. Para un Madrid al que le viene un tramo escarpado tras el Granada y el Sheriff (en dos semanas tendrá a Sevilla, Inter, la Real y el Derbi), el alemán será un pulmón extra para mantener el ritmo de la sala de máquinas.

Escudo/Bandera Real Madrid

La clave es que Kroos está siendo menos exigido, a estas alturas de curso, de lo habitual. Sólo ha disputado el 40% de los posibles con el Madrid. La lesión de pubis que le tuvo de baja de inicio y su retirada de la selección alemana han tenido mucho que ver. Se ha ahorrado tres parones de selecciones, que le hubieran cargado con puede que siete partidos más, estos en la Mannschaft.

Aunque a Kroos sigue sin gustarle tener que hacer de Casemiro, así se lo dijo también a Davide Ancelotti, segundo de Carletto y su mano derecha en los detalles tácticos, el teutón puede inyectar energía al conjunto de la medular blanca si el brasileño o Modric han de rotar. La sintonía cón el técnico italiano es total. «Carlo sabe lo que puedo dar, pocos me conocen como él», reconoció el alemán el pasado viernes en RMTV.

Los números de Toni Kroos en las últimas tres temporadas.
BeSoccer Pro

Un estado de forma que le permitió adelantar su posición media cinco metros contra el Rayo para acercarse más a la portería contraria, y marcó el 1-0, confiado en que vuelve a tener aceleración cuando hay que correr también hacia atrás y en que ese esfuerzo extra no lo pagará yéndose agotado con su selección, como ocurría en el pasado. Se nota en un crisol de estadísticas que está logrando mejorar esta campaña. Esa fatiga menor está permitiéndole a Kroos incrementar su ya de por sí excelente acierto de pase hasta el punto de que falla apenas cinco pases de cada cien que intenta (lo ha elevado del 92,7% al 94,8%). También animarse a disparar más (de 1,5 chuts por duelo a 2,1 ahora) y hacer más eficiente su trabajo rebajando las pérdidas de balón, de 6,8 por encuentro en la 2020-21 a 6,2 en la actual. Datos que apuntalan la franja media del equipo blanco y no es poca cosa cuando al Madrid se le vienen envites contra entrenadores como Lopetegui, Imanol y Simeone…