«Venimos a dar espectáculo, pero no damos buena imagen»

Alonso apostó al final por una estrategia a tres paradas que le hubiera permitido luchar por los puntos, con ciertas dificultades, pero debió abandonar por daños en el alerón trasero. «Se rompió el alerón trasero, se quedó mirando hacia arriba. Casi hago un trompo en las curvas rápida antes de entrar a boxes. Miré el retrovisor, pero vi que el alerón estaba roto. Afortunadamente pude llegar al pit. Una pena, porque hubiéramos llegado a la lucha por los puntos. Lo intentaremos en la próxima», explicó a la televisión. Había salido penúltimo tras cambiar el motor.

Antes, el asturiano protagonizó una pelea con los Alfa Romeo con maniobras más allá de la legalidad. Kimi le pasó en la primera curva apoyándose en el exterior de la pista, pero los comisarios no vieron infracción. Luego Alonso debió ceder el puesto a Giovinazzi al adelantarle por fuera, y más tarde el italiano hizo lo propio en una acción similar.

«Por desgracia, venimos a América a dar un buen espectáculo para abrir la F1 en este país y no damos una buena imagen. Kimi me pasó por fuera en la primera curva. Yo pasé por fuera a Giovinazzi y tuve que devolver la posición, como es lógico. Y Giovinazzi me pasó por fuera y tuvo que devolver la posición, como es lógico. Tres incidentes exactamente iguales, dos se resuelven de una manera y uno de otra. Perdí diez segundos con los que hubiese sido noveno, aunque se hubiera roto el alerón al final y no cambia nada», opinó Alonso.

En cuanto a las maniobras de la salida: «En México preguntarán por qué se fueron todos por fuera, yo lo hice en Sochi y fue un drama en Turquía. Imagino que en México habrá muchas preguntas a quien lo hizo esta vez…». «No va a ser justo para todos siempre».