El limbo de Munir

Munir El Haddadi cumplió ayer 26 años y lo hizo con la selección de Marruecos, oasis en medio del desierto de ostracismo que el delantero vive en el Sevilla desde el mes de marzo. Apenas media hora de juego oficial acumula en el último medio año, tres ratitos finales contra el Elche, el Celta y el Levante. En el Ciutat de Valencia apareció el 21 de abril por última vez, en la 31º jornada.

Lopetegui no ha vuelto a ponerle para dejarle claro el mensaje de que no cuenta o cuenta poco con él. Y el futbolista ha estado entre los favoritos para abandonar Nervión durante todo este mercado veraniego, en el que ha habido alguna oferta que no aceptó. Así que sigue en la plantilla, con su dorsal número 11. La marcha de Luuk de Jong al Barcelona le abre un limbo de posibilidades.

Escudo/Bandera Sevilla

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 1 de septiembre de 2021

Con sólo En-Nesyri y Rafa Mir como delanteros específicos, parece claro que el entrenador del Sevilla tendrá que tirar en algún momento de Munir. Aunque sólo sea por cansancio, lesiones o sanciones. El guipuzcoano se ocupó de que Iván Romero, del filial, siguiera en el equipo y de hecho le ha convocado por delante del hispano-marroquí en la segunda y tercera jornada. Iván jugó unos instantes finales ante el Rayo. Más que Munir, que aunque sí estaba citado ante los vallecanos, no saltó al campo.

Lopetegui se resiste, pero los números de Munir no son para nada despreciables. En la 19-20 hizo 10 goles y cuatro asistencias en 32 apariciones, la mayoría como suplente. Una acción decisiva cada 126 minutos que jugó. La campaña pasada marcó cinco tantos y dio dos pases fundamentales en 1.457′. Más allá de que no convenza al entrenador, sus números le abrirán seguramente de nuevo la puerta de aquí a enero.