Tokio 2020: Diego Schwartzman se despidió con una dura derrota frente al ruso Karen Khachanov

Diego Schwartzman juega una derecha: más poderosas, las del ruso Karen Khachanov fueron más potentes y eliminaron al argentino de los Juegos Olímpicos de Tokio.

Diego Schwartzman juega una derecha: más poderosas, las del ruso Karen Khachanov fueron más potentes y eliminaron al argentino de los Juegos Olímpicos de Tokio.

Demasiado le había costado a Diego Schwartzman superar a dos desconocidos en las primeras etapas de Tokio 2020 (el peruano Juan Pablo Varillas y el checo Tomas Machac). En los octavos de final se topó con un adversario importante, y lo sufrió. En un encuentro cambiante, cayó por 6-1, 2-6 y 6-1 a manos del ruso Karen Khachanov y se despidió de su primera experiencia olímpica; ya había caído en la otra categoría en que participó, el dobles masculino.

El set inicial fue casi totalmente de frustración para el porteño, que no le encontró una solución a la potencia de Khachanov. Potencia con precisión, porque además de fuertes, los misiles rusos eran teledirigidos, con tan buena ubicación que ni siquiera un tenista corredor, Peque, podía contrarrestarlos.

El segundo parcial cambió el juego. Al comienzo, el partido se normalizó, con un Schwartzman entonces sí eficaz, que complicó al ruso con sus armas conocidas: inteligencia, dinámica, agresividad cada vez que se da la ocasión. El set duró apenas 12,5% más en games (ocho contra siete) pero 40,7% más en tiempo (38 minutos contra 27). Estaba claro: el negocio de Khachanov era la velocidad de sus golpes, y el del argentino, trabajar los puntos. O salvarlos, y hasta más de una vez, como en el primer tanto del último game.

Dos devoluciones “in extremis” de Schwartzman en un mismo punto

Y el tercer set empezó como una batalla, ya no sólo entre ambos contendientes sino también contra el cansancio y con el efecto del calor impactando más. Tanto fue así que con apenas siete games, el parcial duró 55 minutos.

Schwartzman cedió su segundo juego de saque, y estuvo a punto de recuperarlo con algunos break points en el siguiente. No lo logró, su adversario se escapó a 3-1 y al argentino se le hizo cuesta arriba el último tramo. Máxime cuando volvió a perder un game de servicio y quedó 1-4. Peque terminó derrumbándose, hasta el 1-6 final.

Y se le acabó su primera participación olímpica.

El cierre del partido