Enrique Aguilar, el galán que murió por un trágico disparo cuando la vida le sonreía a los 36 años

Enrique Aguilar murió por un disparo accidental en una casa a donde había ido a trabajar. (Captura de la película 'El escapulario')

Enrique Aguilar murió por un disparo accidental en una casa a donde había ido a trabajar. (Captura de la película ‘El escapulario’)

De las primeras películas de terror del cine mexicano, El escapulario (1968) tiene un capítulo aparte: cuatro relatos que se mezclan con situaciones extrañas, a veces complejas e inquietantes, que giran en torno al poder del escapulario como un talismán de protección. Muchos tintes sobrenaturales, de miedo e incertidumbre en el espectador, de acuerdo con los críticos.

El director Servando González reunió a un gran elenco: Enrique Lizalde, Jorge Lavat, José Carlos Ruiz, Alicia Bonet, Jorge Russek, quienes juntaron su talento al de Ofelia Guilmáin, la protagonista de la historia. Pero entre todas esas estrellas, Enrique Aguilar tampoco se quedaba atrás.

[embedded content]

Con apenas una década como actor, su interpretación del sacerdote escéptico es una de las más citadas en el cine de género, pero su filmografía apenas se reduce a un puñado de películas. Fue en la televisión, principalmente en las telenovelas, donde alcanzó su mayor proyección: El profesor Valadez, El dolor de vivir, Atormentada, La familia, Mariana, por mencionar algunas.

Fue el productor argentino Raúl Astor y su esposa Chela Castro, famosos por su elevada exigencia al momento de seleccionar su elenco, quienes lo sumaron a su programa de variedades La cosquilla y gracias a ello, fue invitado a protagonizar un piloto Reportero de turno.

Desafortunadamente, una tragedia se lo impidió.

«La vida le sonreía al actor Enrique Aguilar, su carrera era próspera tanto en cine, teatro y televisión», se escribió en el diario La prensa sobre el día en que el actor perdió la vida por una imprudencia. «El 31 de enero de aquel año (1971), el actor vestía un saco sport amarillo a cuadros, pantalón negro, camisa amarilla y corbata verde. Con tal vestimenta grabaría una de las escenas del piloto de la serie de TV Reportero de turno. Abordó su automóvil Javelin blanco, modelo 1969″ para llegar a una residencia en la Colonia Del Valle, se agregó.

Aguilar era el galán de la época, estaba soltero y tenía 36 años. Era reconocido por sus filmes El escapulario y Viento negro, y las casi 20 telenovelas en las que había participado, pero estaba a punto de tener un rol estelar con la serie Reportero de turno.

Las grabaciones ocurrían en la residencia alquilada a un particular, donde ya lo esperaban la producción y otros compañeros de elenco, entre ellos la actriz Martha Zavaleta. Cuando llegó, alguien le entregó una pistola de utilería y le habría dicho en broma que tuviera cuidado porque estaba cargada.

Según el diario, la hija adolescente de la dueña de la propiedad presenció este intercambio de palabras y remarcó que aquel «juguete» no podría estar cargado. «Lo sé porque mis hermanos tienen más de 80 armas, casi todas antiguas», indicó.

Con el tiempo se supo que Aguilar era un apasionado de las antigüedades y que poseía una colección de elefantes. Que aquella adolescente le mencionara que en esa misma casa había algo único, despertó su curiosidad y pidió verlas. Se trasladaron a otra habitación donde estaba un viejo revólver marca Colt, calibre 38, colgado en la pared, entre dos sables y un escudo más antiguos.

«La joven sostenía el revólver en la diestra y muy cerca de ella, a menos de un metro de distancia, se encontraba Enrique, de pie. Ella buscaba un polvorín y, al efectuar un movimiento brusco para alcanzarlo jaló inconscientemente del gatillo y se escuchó una detonación«. Esa arma sí estaba cargada.

Según otras crónicas del suceso, los actores y el director no dieron importancia al estruendo, pues nadie imaginaba que una pistola podría haberse disparado, pero el grito de la adolescente les advirtió que algo malo acababa de suceder. «La actriz Martha Zavaleta fue uno de los testigos principales de los hechos. Dijo que estaba sentada en la escalera cuando vio que la joven mostraba la pistola a Enrique Aguilar. ‘En ese momento se escuchó el disparo y Enrique cayó muerto’«, se escribió en Excélsior.

El testimonio de Zavaleta fue importante para que la adolescente no enfrentara ninguna acción penal, pues todo quedó como un fatal accidente.

Enrique Aguilar fue sepultado en el Panteón Jardín y meses se le hizo un reconocimiento póstumo por su trayectoria artística dentro del programa Siempre en domingo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Alex Lora rinde homenaje a Jim Morrison cantando frente a su tumba en París

About The Author