Eagles y Chiefs aterrizan en Phoenix de cara al Super Bowl

Patrick Mahomes, quarterback de los Chiefs de Kansas City, encabeza al grupo de jugadores del equipo en su arribo a Phoenix, para el Super Bowl 57, el domingo 5 de febrero de 2023. Kansas City jugará contra los Eagles de Filadelfia el domingo 12 de febrero de 2023. (AP/DAVID J. PHILLIP)

Minutos después de que los Chiefs de Kansas City y el quarterback Patrick Mahomes aterrizaran en Phoenix, el piloto colgó de su ventana una bandera de “Chiefs Kingdom” mientras los jugadores, coaches y el staff bajaban del avión y caminaban por la pista.

Cerca de una hora después, fue el turno de los Eagles de Filadelfia de arribar a Arizona, con una bandera de “It’s a Philly Thing” ondeando en la pista mientras el quarterback Jalen Hurts, el coach Nick Sirianni y otros jugadores se abrían camino hacia los autobuses.

El Super Bowl 57 está a una semana de celebrarse.

Los Chiefs enfrentarán a los Eagles el 12 de febrero en Glendale, Arizona.

Ambos equipos aterrizaron en la Base Aérea de la Guardia Nacional en Goldwater, en un clima ideal invernal de Phoenix, soleado y con temperaturas por debajo de los 22 grados centígrados. Personal de los equipos se detuvieron ocasionalmente para tomar fotos y videos en la pista.

Christian Okoye, exestrella de los Chiefs, recibió a los jugadores de Kansas City y les repartió sombreros mientras bajaban del avión. El ex running back del equipo vive en el sur de California y realizó el corto viaje a Phoenix.

“Me llamaron y me dijeron que querían que viniera para darle la bienvenida al equipo”, dijo Okoye. “Así que acepté, por supuesto, mi equipo viene a prepararse para ganar el Super Bowl”.

Los creadores de líneas de apuestas esperan un buen partido, a pesar de que difieren con Okoye, pues le están dando una ligera ventaja a los Eagles. Filadelfia abrió como favorito por 1,5 puntos, de acuerdo con FanDuel Sportsbook.

Los Chiefs avanzaron a su tercer Super Bowl en cuatro temporadas cuando Harrison Butker acertó un gol de campo de 45 yardas con tres segundos por jugar para impulsar a Kansas City a superar 23-20 a los Bengals de Cincinnati en el juego de campeonato de la AFC el fin de semana pasado.

Los Eagles vencieron a los 49ers de San Francisco 31-7 en el juego por el título de la NFC. Se han visto dominantes en los playoffs hasta el momento, también derrotando a los Giants de Nueva York 38-7 en la ronda divisional.

Filadelfia regresa al Super Bowl cinco años después de derrotar 41-33 a los Patriots de Nueva Inglaterra.

La mayor parte es una nueva generación de Eagles, liderados por Hurts y Sirianni, que llega a Arizona para tratar de ganar otro título.

Ambos equipos participarán en la “Noche de apertura del Super Bowl LVII” el lunes en el centro de Phoenix, en donde todos los jugadores y los coaches de los dos protagonistas estarán disponibles para el gran espectáculo anual de los medios.

Después todo será un tema de negocios. Los Chiefs entrenarán a lo largo de la semana en las instalaciones de la universidad de Arizona State, mientras que los Eagles se prepararán en la sede de los Cardinals de Arizona.

No hay escasez de historias: Andy Reid, el entrenador en jefe de Kansas City, se enfrenta a su exequipo, al que llevó al Super Bowl 39, en un partido en que por primera vez se enfrentan dos quarterbacks de raza negra en el Super Bowl, con Mahomes y Hurts.

También está el duelo entre hermanos entre el tight end de los Chiefs, Travis Kelce, y el centro de Filadelfia, Jason Kelce.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *