Sebastian Loeb sigue en racha y Al-Attiyah mantiene el rumbo al título

El piloto qatarí Nasser Al-Attiyah y el copiloto francés Mathieu Baumel conducen su Toyota GR DKR Hilux para Toyota Gazoo Racing durante la 9ª etapa del Rally Dakar 2023 desde Riyadh a Haradh, Arabia Saudita, 10 de enero de 2023 (EFE/EPA/GERARD LAURENSSEN)

Ya sin el español Carlos Sainz (Audi), que tuvo que retirarse al no poder reparar su coche de los daños que se produjo en el accidente que sufrió en los primeros kilómetros de la novena especial, el Dakar continuó con dos claros protagonistas: Loeb y Al-Attiyah, que gestiona su cómoda renta al frente de la general.

En una etapa con 510 kilómetros de enlace y la especial más corta del raid, entre Haradh y Shaybah, en Arabia Saudí, el alsaciano, esta vez sí -en la anterior etapa se presentó tarde en la salida-, abrió pista y cumplió la misión con sobresaliente. Ya en el primer punto intermedio, el del kilómetro 29, estaba al frente con 28 segundos de ventaja sobre el lituano Vaidotas Zala (Prodrive) y 1:17 respecto al líder de la general.

El brasileño Lucas Moraes (Toyota), segundo en la clasificación de coches, estaba en ese momento a solo tres segundos del catarí en el primer parcial y el sueco Mattias Ekstrom, el único superviviente de Audi en el Dakar 2023, era quinto a 1:25 del nueve veces campeón del mundo de rallies.

Ventaja en el kilómetro 60

El alsaciano, entonado, amplió la ventaja en el kilómetro 60, donde sacaba a Moraes 2:28, a Ekstrom 3:47 y a Al Attiyah 3:02. Zala se había quedado parado 16 kilómetros antes por un problema mecánico. Empezaba a ponérsele muy de cara la etapa al ganador de las dos anteriores.

El francés cedió tiempo respecto a Ekstrom en el siguiente parcial, pero aun así aventajaba al sueco en 2:35 al paso por el último punto intermedio, el del kilómetro 84, donde Lucas Moraes pasó a 3:16.

Loeb se presentó en la meta tras haber invertido 1h48:32 en la especial, con más de tres minutos de ventaja sobre el piloto que le queda a Audi en el Dakar tras los abandonos de Sainz y el francés Stéphane Peterhansel. Moraes fue tercero a 5:22.

Al-Attiyah cedió 5:45 respecto a Loeb, pero, a falta de cuatro etapas para la conclusión del Dakar, aventaja al francés, tercero en la tabla de tiempos, en 1h37:23, mientras que al brasileño de Toyota, segundo, le saca 1h21:34, una renta que le permite afrontar con relativa tranquilidad las jornadas que restan, incluso el maratón del ‘Empty Quarter’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *