El Banco de Japón debate el aumento de salarios y la remisión del riesgo de deflación

Por Leika Kihara

TOKIO, 28 dic (Reuters) – Los responsables de la política monetaria del Banco de Japón consideran necesario mantener los tipos de interés ultrabajos, pero analizan las crecientes perspectivas de que el aumento de los salarios pueda erradicar por fin el riesgo de retorno a la deflación, según se desprende de un resumen de las opiniones expresadas en su reunión de diciembre.

Su atención cada vez mayor a las presiones inflacionistas crecientes podría mantener vivas las expectativas del mercado de que el Banco de Japón elimine gradualmente el estímulo masivo del Gobernador Haruhiko Kuroda cuando deje el cargo en abril del próximo año.

«La subida de los precios se está acelerando no solo en el caso de los bienes, sino también en el de los servicios (…). Existe la posibilidad de que se acentúe el impulso inflacionista en Japón», se cita a uno de los miembros en el resumen publicado el miércoles.

En la reunión de los días 19 y 20 de diciembre, el Banco de Japón mantuvo su política monetaria ultraexpansiva, pero sorprendió a los mercados con una modificación sorpresa del control del rendimiento de sus bonos que permite que los tipos de interés a largo plazo suban más.

Varios de los nueve miembros de la junta afirmaron que la decisión tenía como objetivo hacer más sostenible el actual programa de estímulo abordando sus efectos secundarios, más que un paso hacia el fin de la política monetaria ultra laxa, según mostró el resumen.

Sin embargo, los debates de la Junta ahondaron en los indicios de cambio en las perspectivas de precios de Japón que podrían sentar las bases para una retirada del estímulo cuando Kuroda abandone el cargo el año que viene.

Aunque la inflación subyacente al consumo alcanzó en noviembre el 3,7%, el nivel más alto en cuatro décadas, Kuroda ha descartado la posibilidad de una subida de tipos a corto plazo por considerar que el aumento de los precios se debe a los costes de las materias primas y no a la fuerte demanda.

Los analistas prevén que el Banco de Japón aumente sus previsiones de inflación en su nueva previsión trimestral de crecimiento y precios, que se publicará tras la próxima reunión de política monetaria, los días 17 y 18 de enero.

(Reporte de Leika Kihara; editado en español por Flora Gómez)