Los beneficios de la industria china se desploman por el COVID, pero se prevé mejoría

Por Ellen Zhang y Joe Cash

Pekín, 27 dic (Reuters) – Los beneficios de las empresas industriales chinas volvieron a contraerse en el periodo enero-noviembre, ya que las estrictas restricciones relacionadas con el COVID 19 perturbaron la actividad de las fábricas y las cadenas de suministro, pero los analistas prevén mejores perspectivas económicas a largo plazo tras un giro de 180 grados en la política de COVID.

Los beneficios industriales cayeron un 3,6% en enero-noviembre respecto al año anterior, hasta 7,7 billones de yuanes (1,11 billones de dólares), según los datos publicados el martes por la Oficina Nacional de Estadísticas. Esta cifra contrasta con la caída del 3,0% registrada entre enero y octubre. No se publicaron datos separados para noviembre.

Zhu Hong, uno de los principales estadísticos de la Oficina Nacional de Estadísticas, destacó el repunte de los brotes de COVID-19 y la falta de dinamismo de la demanda en noviembre, que frenaron la producción industrial y aumentaron la presión sobre las empresas chinas, según un comunicado de la Oficina.

Los analistas han observado un recorte de los beneficios tanto por las restricciones antivirus en grandes centros manufactureros como Cantón y Zhengzhou, como por el persistente peso de una prolongada crisis inmobiliaria y la ralentización de las exportaciones.

No obstante esperan que pueda iniciarse una sólida recuperación el próximo año, a medida que se reabra la economía, aunque a corto plazo es probable que se produzca un nuevo desplome, ya que la eliminación de las restricciones conlleva un fuerte aumento de las infecciones.

El mes pasado, la producción industrial creció sólo un 2,2% con respecto al año anterior, por debajo de las expectativas de un aumento del 3,6% según una encuesta de Reuters, ralentizándose significativamente con respecto al crecimiento del 5,0% registrado en octubre.

(Reporte de Ellen Zhang y Joe Cash; editado en español por Tomás Cobos)