«El que más ganas tiene de ganar en casa soy yo»

Tambores de GP de España, retumban los más de 100.000 aficionados que llenarán el Circuit de Barcelona-Catalunya el próximo fin de semana (20-22 de mayo). Y retumban más fuerte que nunca porque por primera vez desde 2013, un piloto español aspira al mejor resultado posible. Carlos Sainz fue el anfitrión en el kárting de Madrid de la presentación del gran premio de casa ante la prensa y las autoridades, y recoge el guante: «Es una semana intensa, pero también muy divertida, voy a disfrutar el GP de España como no lo he disfrutado hasta ahora, con la primera oportunidad real de luchar por el podio y poder ganar la carrera. El lleno total demuestra la buena dirección en que va la Fórmula 1 y el apoyo que tenemos en este país. Será un gran premio único y muy divertido».

«¿Ganar? Sería único, porque sería la primera y sería en casa, para eso trabajo cada día e intento que llegue lo antes posibles. La afición tendrá ganas, pero el que más ganas tiene soy yo», admite el piloto de Ferrari, quinto del Mundial con tres podios en 2022 en las tres carreras que terminó. Una de las tribunas lleva su nombre, pero todas animarán a Sainz y Alonso. «Que me apoyen todo lo que puedan, porque cada poco que hagan se nota desde el coche. En casa siempre he hecho mis mejores carreras, siempre puntué cuando tenía coche para hacerlo. Y este año, que hay un coche para podio, se intentará ganar. Recuerdo ir al GP de España en 2005 y 2006, con las gradas a tope cuando Fernando ganaba carreras. En 2010 y 2013 se volvió a llenar, pero no lo habíamos visto así desde entonces. El drivers parade es uno de los mejores momentos del gran premio».

En el acto participaron el director general del CSD, Albert Soler, y el presidente de la RFEdA, Manuel Aviñó: «Ojalá sea el gran premio de Carlos, porque sería el gran premio de todos, y porque después de la primera victoria vendrán todas las demás. Tenemos piloto, tenemos equipo y jugamos en casa. Pero tenemos una gran representación además de Carlos y Fernando, están Nerea (Martí), Marta y Belén (García) en las W-Series; y están Pepe Martí y David Vidales en la Fórmula 3″.

Independientemente de lo que suceda en el asfalto la próxima semana, será un gran premio histórico: más de 100.000 aficionados abarrotarán las tribunas de Montmeló como no sucedía desde hace una década. Un bicampeón del mundo y un piloto de Ferrari son el cóctel perfecto para revitalizar el GP de España. La carrera, además, recientemente renovó con la Fórmula 1 hasta 2026 en uno de los contratos más largos e ilusionantes del actual calendario. «Cuando diseñamos las gradas temporales fuimos conservadores, recordando 2018 o 2019, pero el ritmo de ventas desde Navidad nos permitió ampliar la capacidad. Llegamos rápido al ‘sold-out’, aunque con menos capacidad de asiento que en 2006 y 2007. Como continúa la demanda, hemos sacado descuentos especiales en algunas últimas entradas de visibilidad reducida, por pilares y demás», explica Josep Lluís Santamaría, director general del Circuit, que tiene una sorpresa, «un nuevo podio más especial, que además es rojo». «Nos haría muchísima ilusión que lo pudiera estrenar Carlos», resalta Santamaría. Hay licencia para soñar.