La polémica radio de Ocon cuando debía ayudar a Alonso

La crónica de sucesos del GP de Miami fue completa: un doble accidente entre los dos pilotos alemanes, Schumacher y Vettel; un toque de Alonso a Gasly; más un posterior choque del francés con Norris, aparte de intensas peleas entre los Aston Martin y Haas o incluso los dos Mercedes. Mick y ‘Seb’, que tienen muy buena relación fuera de la pista, no hicieron sangre del incidente. «Tengo que verlo desde fuera», dijo el hijo del Kaiser, aparentemente culpable, mientras que el cuatro veces campeón cerró el capítulo con un claro: «No lo esperaba, digámoslo así».

Fernando se disculpó con Gasly y asumió el castigo de cinco segundos, «merecido». El francés lo lamentó: «Estoy muy decepcionado, era una buena tarde. Tuve una buena salida adelantando a Lewis. Iba séptimo y apuntaba al octavo hasta que Fernando chocó contra mí y rompió el coche en la zona trasera derecha. Di otra vuelta para ver si podía continuar, iba muy lento de camino a los ‘pits’, luego todos me pasaron en la curva siete y Norris llegó y tocó rueda con rueda». El de Alpha Tauri estaba confuso tras el choque de Lando, inexplicable, que parece una distracción del inglés, aunque al bajarse del coche no lo tenía asumido.

La radio de Ocon y Alonso

Causó cierta polémica tras la carrera una comunicación por radio a Ocon emitida durante la retransmisión. Le pedían abrir un colchón de cinco segundos detrás de Alonso para salvar la penalización y él aparentemente se negaba: “No puedo hacerlo, de verdad, me van a adelantar”. La radio completa revela que pidió que le actualizaran la brecha entre Fernando y el siguiente coche en la última vuelta, y así hizo su ingeniero confirmando que Albon estaba a 5,5 segundos de Alonso, y que el asturiano solo perdería la posición con su compañero de equipo. «Es difícil hacer eso, el plan era que Esteban pudiera participar en un hueco de cinco segundos. Pero no fue necesario, porque Fernando era más rápido que Albon, que era el piloto que entonces estaba por detrás (iba décimo), así que no hizo falta», explicó Szafnauer, jefe del equipo.

Luego Fernando tendría otra penalización que le dejaría 11º por exceder los límites de pista, esta ya más difícil de explicar, porque una bandera blanca y negra (la tarjeta amarilla) se convirtió dos horas después de la carrera en cinco segundos extra de castigo por saltarse un piano.