El Barça más humano, en ‘Betislandia’

Casi en los estertores de la Feria, el Betis más feliz y derrochador de ilusión desde hace casi dos décadas recibe en un Villamarín encendido al Barça más realista que se recuerda en los últimos años, con la fe de seguir en la pelea por la Champions, que pondría la guinda, como en 2005, a una temporada inolvidable. Aquel Betis del «sentir, sufrir, luchar, ganar: podemos» de Serra Ferrer que terminó cuarto después de un sprint final memorable ha encontrado relevo, casi dos décadas después, en esta obra maestra del ingeniero Pellegrini. El campeón de Copa, con Fekir y Canales al mando de las operaciones, todavía confía en terminar cuarto y ponerle el broche a esta temporada de felicidad (sigue el partido en directo en AS.com).

Lo que para el Betis es una guinda, es una obligación para el Barça. Xavi se ha inventado eso de «Liga de cinco que tenemos ganar» por intentar echar algo de comer a la gent blaugrana. Aspirar a quedar segundo, esa «nueva realidad del Barça» según Xavi que sentó tan mal cuando Koeman no la disfrazaba con el «esto es lo que hay», es el objetivo de mínimos de los azulgrana que, sin Piqué y con la duda de Ter Stegen, darían un paso de gigante hacia el subcampeonato si ganan en Heliópolis. Una victoria, además, garantiza matemáticamente su acceso a la Champions, un mínimo respiro para la economía.

Los estados de ánimo de Betis y Barça son cien y cero. Mientras los verdiblancos pasearon la Copa de Plaza Nueva al Villamarín y la han disfrutado estos días en las casetas del real, el Barça mastica su temporada en blanco y encima vive con incredulidad las memorables hazañas de su eterno rival. Un final de curso duro al que ya sólo le puede poner un sello digno con una victoria en Heliópolis que confirmaría que, eso sí, al menos ha sabido competir con los mejores de LaLiga. Fuera de casa ganó a Villarreal, Valencia, Real Madrid, Real Sociedad; y, en casa, a Sevilla, Atlético o Athletic.

El partido puede resultar una delicia para el aficionado. Ya lo fue la parte final del Barça-Betis de la primera vuelta. Entonces, un cambio magistral de Pellegrini (Carvalho por Willian José) equilibró al Betis cuando más sufría por la entrada de Dembélé. El chileno colocó en la izquierda a Guardado para doblar a Álex Moreno y lo que salió de ahí fue un equipo que domina las transiciones como pocos en LaLiga. Aquel día marcó el ‘rey Juan Miguel’, que hoy repite en el equipo. Pocos como Fekir y Canales para hacer correr a un equipo con más hambre de gloria que quiere explorar la melancolía y las dudas de su rival. Hace un tiempo, Luis Enrique definió la felicidad de vivir en se club como estar en Disneylandia. Ahora la moda es Betislandia.

Clasificación

Líderes

Paradas del portero
Asistencias totales
Faltas cometidas
Faltas recibidas
Tarjetas rojas
Tarjetas amarillas
Recuperaciones de posesión
Pases por partido