«Ahora entiendo el mito del Bernabéu en Europa»

Fue su noche. La de Rodrygo ‘Goles’, como le apellidan ya muchos madridistas (su apellido es Goes) tras su histórico doblete al City de Guardiola, tres semanas después del tanto salvador ante el Chelsea en el Bernabéu, el santuario de los milagros en esta Champions única en su especie. Nada más acabar el partidazo, este menino de 21 años, que parece tocado por los dioses del fútbol, se puso a la espalda una bandera de Brasil y posó feliz y sin pudor con los felices fans que le aclamaban desde la grada.

«Ahora entiendo el mito del Bernabéu en las noches europeas»


Rodrygo

«Esta afición es increíble. Después de las noches del PSG, el Chelsea y el City hemos entendido los más jóvenes el porqué del mito del Bernabéu en las noches europeas», confiesa a AS apenas unas horas después del partido más importante de su exitosa carrera profesional. Rodrygo se rodeó de su gente de confianza y se marchó al restaurante De María, donde apenas pudo probar bocado ante la masiva petición de fotos y de autógrafos. El caso es que no lo tenía tan claro: «Seamos sinceros. En el minuto 89 no veíamos posible un tercer milagro y en nuestras cabezas nos veíamos casi fuera, pero llegó mi gol y eso lo cambió todo…».

El Bernabéu. ‘RodryGOL’, como le bautizó su compatriota Marcelo en un tuit que puso por la mañana mientras le daba los buenos días, vive en una nube. Cuando fichó por el Madrid con 18 añitos imaginaba ser aclamado un día por este estadio: «Esta afición es increíble. Cuando marqué mi primer gol, el Bernabéu nos llevó en volandas. Antes de ese gol jamás hubiese pensado que podía ser el héroe en este partido, pero tras el empate todo fue muy rápido y especial».

«Mis tres goles al Chelsea y al City son por el trabajo del equipo»


Rodrygo Goes, jugador del Real Madrid

Sus goles clave en la Champions no le hacen perder la perspectiva: «Sé que mi gol al Chelsea y los dos ante el City nos han ayudado a llegar a la final de París, pero no lo hubiera conseguido si no es por el trabajo colectivo de todo el equipo. Aquí, si ganamos la 14 será por el trabajo de todos. Estamos muy unidos».

Las muestras de afecto y de apoyo a Rodrygo han sido constantes. El propio Santos, su club de toda la vida antes de venir al Madrid, subió orgulloso una foto de él junto a Pelé, ambos con la camiseta de la Canarinha. El propio Real Madrid fue también muy cariñoso en sus redes y posteó varias imágenes del brasileño. Este respondió con una imagen suya tras el partido y el cántico preferido de la grada: «¡Cómo no te voy a querer!».

Escudo/Bandera Real Madrid

Y Rodrygo volvió a recordar la clave de los partidos de Champions en el santuario de La Castellana: «Noventa minuti en el Bernabéu son molto longo».

Rodrygo se ha ganado en un mes a los pocos aficionados que aún dudaban de su valía. Ancelotti lo ha utilizado de revulsivo, pero sus partidazos ante Osasuna y Espanyol aventuran más titularidades. Rodrygo está preparado para todo. Incluso, para ser el héroe en París el 28-M.