Nadal tira de mística ante Goffin para verse con Alcaraz en cuartos

El sol salió sin tapujos, sin nubes que lo ocultaran por fin este jueves en la capital de España. También lo hizo para un Rafa Nadal encantado con el calorcito bajo un cielo azul, como su nueva equipación, que se presentó en el estadio Manolo Santana, repleto de ‘beautiful people’, muy contento, después de que su Real Madrid remontara con épica ante el Manchester City en las semifinales de la Champions. A él también le tocó voltear un marcador adverso en el primer set y tirar más tarde de mística para levantar cuatro puntos de partido y obtener su segundo triunfo en la 20ª edición del Mutua Madrid Open, esta vez mucho más sufrido y con algunas interrogantes, ante David Goffin: 6-3, 5-7 y 7-6 (9) en 3h09 minutos.

«No es por romper ningún momento épico, pero ha sido un final increíble al que nunca debí llegar con 6-3 y 5-3 y el partido controlado. Aunque vengo de un tiempo sin competir y hay que aceptar las cosas», reconoció tras hacer un esfuerzo que le permite jugar por 99ª vez, cifra récord, los cuartos de final de un Masters 1.000. Lo hará el viernes, no antes de las 16:00, contra el cumpleañero Carlos Alcaraz, quien ganó en el turno de noche al británico Cameron Norrie. Será el tercer episodio de un Clásico instantáneo, que domina por 2-0 el balear. «Necesitaba ritmo de partido, pero no tanto para poder encarar mañana el partido con garantías», explicó el manacorí.

La racha ganadora de Nadal, interrumpida en la final de Indian Wells contra Taylor Fritz, en la que jugó lesionado, continúa y va por las 22 victorias. Esta fue la quinta ante Goffin, todas sobre tierra batida. El belga de 31 años, en horas bajas como número 60 del mundo (fue 7º en 2017), ganó al español en dos ocasiones, en las ATP Finals de 2017 y en la ATP Cup de 2020. Hace unos días tuvo un repunte con el título en Marrakech, pero en el Mutua tuvo que pasar por la previa y no es el mismo de antes, aunque su actuación fue más que digna. Quizá por eso no aprovechó la ventaja que tuvo en esa primera manga, con un break tempranero que no consolidó. Un parcial de 4-0 le dio a Rafa la delantera.

El segundo set fue más plácido de entrada para el ganador de 21 Grand Slams. Se apuntó un quiebre para el 2-1 y saque. No necesitó afrontar ni un solo punto de rotura en contra hasta el décimo juego, cuando se complicó la vida al servir para ganar después de desperdiciar un match-point (había dispuesto de otro con 5-3 al resto). El partido se le enredó sobremanera, porque un Goffin crecido aumentó la potencia de sus golpes y la agresividad, se invirtió mucho para pegarle con la derecha y le desbordó en un arranque de orgullo. Rafa había salvado un tanto de set con una ostentosa celebración (salto y serrucho, al grito de ¡Vamos!), pero el segundo no lo levantó.

En el tercer parcial aparecieron algunas nubes. Arrancó con oportunidades de quiebre para Nadal. No cuajaron y le tocó pelear más de lo que, seguramente, esperaba. Un par de aces le sacaron de apuros en el 3-3. Goffin erró un poco más, pero no perdió intensidad en sus ataques. El español se agarró a su leyenda y a la historia, que decía que nunca había perdido un partido en la Caja Mágica tras ganar el primer set (38-0 ahora). «Sí, se puede», cantó el público. Apretó los dientes y supo sufrir, como casi siempre, para salvar los muebles en el decisivo desempate con alguna ayudita de su rival y dos dejadas ‘a lo Panenka’, como el penalti de Benzema en el Etihad hace una semana.

Luces y sombras

Resumiendo, el servicio, que le jugó malas pasadas con algunas dobles faltas al inicio del encuentro, le funcionó mejor después, con buenas velocidades, pero un tanto forzado a ratos. El revés cruzado lo ejecutó de nuevo a un gran nivel y el drive, más caliente tras el rodaje del debut, mejoró, aunque no lo suficiente para hacer que Goffin entrará menos a menudo con el suyo. Los restos, regular, la verdad. Físicamente, sin muchos problemas, con menos subidas a la red, pero buenos desplazamientos laterales. La ‘pretemporada’ sigue su curso, aunque para superar a Alcaraz, Nadal tendrá que elevar bastante el nivel. A los lejos y sin compromiso, un objetivo doble: acumular seis títulos en Madrid (tiene el récord con cuatro en tierra y uno en pista dura) para alcanzar los 37 de Masters 1.000 e igualar la plusmarca de Novak Djokovic.

Rafael Nadal

vs

David Goffin

Sets:

Porcentaje 1er servicio

dentro/totales
20/31
64%

dentro/totales
14/26
53%

Puntos ganados al resto

dentro/totales
12/26
46%

dentro/totales
12/31
38%

Puntos de break convertidos

dentro/totales
2/7
28%

dentro/totales
1/2
50%

Dobles faltas
Errores no forzados
Porcentaje 1er servicio

dentro/totales
23/38
60%

dentro/totales
26/35
74%

Puntos ganados al resto

dentro/totales
13/35
37%

dentro/totales
15/38
39%

Puntos de break convertidos

dentro/totales
1/2
50%

dentro/totales
2/3
66%

Dobles faltas
Errores no forzados
Porcentaje 1er servicio

dentro/totales
28/40
70%

dentro/totales
40/52
76%

Puntos ganados al resto

dentro/totales
15/52
28%

dentro/totales
8/40
20%

Puntos de break convertidos

dentro/totales
0/2
0%

dentro/totales
0/0
0%

Dobles faltas
Errores no forzados
Porcentaje 1er servicio

dentro/totales
71/109
65%

dentro/totales
80/113
70%

Puntos ganados al resto

dentro/totales
40/113
35%

dentro/totales
35/109
32%

Puntos de break convertidos

dentro/totales
3/11
27%

dentro/totales
3/5
60%

Dobles faltas
Errores no forzados