Soler, un objetivo muy planeado

Carlos Soler lleva tiempo siendo observado muy atentamente por el Barcelona, un interés que desde la llegada de Xavi Hernández al banquillo blaugrana se ha intensificado. El técnico barcelonista no esconde su admiración por el centrocampista del Valencia, al que considera como una pieza que encajaría perfectamente en su idea de juego.

No obstante, la paupérrima situación económica del Barcelona limitó la capacidad de la junta para tratar de tentar a Soler. La estrategía del Barça, ante la falta de capacidad económica, se tuvo que limitar a seguir las negociaciones entre el club valencianista y el futbolista, que acaba contrato en 2023 y aún no ha renovado.

El sueño del equipo culé era tratar de reclutar al futbolista de la manera que está reforzando su plantilla últimamente: a base de la carta de libertad.

Esa es la metodología con la que llegaron Memphis, Alves y Eric García y con la que se han entablado conversaciones con Christensen, Azpilicueta y Kessié. La caja blaugrana, no da para más.

No obstante, tal y como informaba este diario el lunes, la posibilidad de traspasar a Frenkie de Jong a cambio de una suma importante podría acelerar esta operación.

Xavi, que llegó confiando plenamente en el ex jugador del Ajax, ha vivido una cierta decepción con el holandés, que ha pasado de imprescindible a ver como su aportación podría ser mejorada con la llegada de Soler, un futbolista al que consideran desde la caseta com más capacidad de liderazgo.

Escudo/Bandera Barcelona

En el Barça saben que Carlos Soler antepone el proyecto deportivo al dinero y que espera que el Valencia le explique su plan de futuro. Un orden de prioridades que le viene alpelo al Barça, un club con muchos proyectos y poco dinero.