«Robinho llegó demasiado pronto al Manchester City»

Rúben Dias y Aymeric Laporte será los centrales encargados de parar a Benzema, Vinicius y compañía el miércoles. Una tarea que no hace tanto recaía en los hombros de nuestro protagonista. Un Joleon Lescott (Birmingham, 16 de agosto de 1982) que fue uno de los primeros grandes fichajes del City actual. Después de convertirse en una de las caras más reconocibles del Everton de David Moyes, aterrizó en la zona azul de Mánchester en el verano de 2009, a cambio de 27.5 millones de euros. Allí coincidió con Robinho. «Un fichaje para mostrar intención» que «quizá llegó 12 o 18 meses antes de que la plantilla estuviese lista para él», explica Joleon a AS, en una charla donde muestra por qué es uno de los exinternacionales ingleses que habitualmente hacen las veces de analistas televisivos.

Ahora es entrenador asistente de Inglaterra Sub-21, pero también aparece regularmente en ‘BT Sports’ al lado de otras figuras ya retiradas como Rio Ferdinand o Steve McManaman. Compartieron cabina en el City-Madrid del Etihad y desde esa posición privilegiada analiza en este periódico tante ese encuentro como el venidero del miércoles. «El City es favorito», razona. Aunque no pierde de vista ese el idílio que tienen los blancos con la Champions: «Hay algo entre esta competición y el Real Madrid, por eso la han ganado 13 veces».

Comparte opinión con Ancelotti, la clave será la mejora defensiva y da algún consejo a Alaba y Militao. Así como se deshace en elogios hacia Benzema. Eso sí, como central, quien más pavor le produciría tener enfrente entre Karim, Haaland y Mbappé es el astro del PSG: «Nadie quiere jugar contra futbolisas tan rápidos». También defiende el papel preponderante de Phil Foden como estrella planetaria, de Guardiola como creador de «algo único» en el equipo skyblue y aporta su visión acerca de fichar a superestrellas como Haaland o Mbappé. El noruego «sería un gran fichaje para el City», pero no considera que los de Guardiola necesiten en realidad un delantero top, pues ya tienen uno: «Hablamos de Benzema, cuando Gabriel Jesus ha marcado cinco goles con múltiples asistencias en una semana…».

Pregunta: Antes de entrar en materia City-Madrid del martes, echemos un poco la vista atrás. Usted vivió la etapa preGuardiola como jugador, ¿cómo recuerda esos primeros años, con los nuevos dueños recién aterrizados?

Respuesta: Era excitante ser parte de lo que es hoy en día el Manchester City. Uno de los mejores equipos del mundo. Hablabas con los dueños ya articulaban lo que es el equipo hoy en día y yo simplemente estaba emocionado de ser parte de todo ello. Quedaba mucho para llegar a lo que es ahora, pero había mucha expectación y una creencia genuina de que el club podía llegar a ser tan exitoso como lo ha sido.

El primer gran fichaje de esa etapa fue Robinho, muy recordado por la afición del Madrid, un año antes que usted, ¿por qué cree que no llegó a cuajar en el City?

Era una etapa diferente cuando Robinho llegó. El Manchester City era un equipo de mitad de tabla y era complicado esperar milagros. Creo que fue un fichaje para mostrar intención y quizá llegó 12 o 18 meses antes de que la plantilla estuviera lista para él. Obviamente, cuando puedes fichar jugadores de clase mundial, nunca dejar pasar la oportunidad de hacerlo. Para haber tenido más éxito y progresión, Robinho quizá llegó demasiado pronto para tener el impacto que todos esperábamos, pero tuvo éxito. Trajo atención, sonrisas al rostro de los aficionados. Eso es algo tremendamente importante. Una parte enorme dentro del progreso.

Digamos que fue un fichaje necesario para impulsar la confianza de la afición. Para que vieran que el proyecto era algo serio. ¿Una especie de ‘estamos aquí para competir, fichamos a un jugador de unos de los mejores clubes del mundo’?

Sí, eso fue exactamente lo que pasó. Era una declaración de intenciones. Clave para convencer a jugadores de que se uniesen al proyecto. Creo que hizo que otros se dieran cuenta de que había algo ambicioso en marcha. No solo a los futbolistas, sino también al resto de clubes. Para hacerles saber que el Manchester City estaba ya ahí, optando a los mejores talentos, a ser competitivos. Y así fue. Al principio era un equipo con una base mucho más inglesa, pero para competir nacional e internacionalmente empezaron a llegar jugadores como David Silva, Yayá Touré…

Ese City y este son muy diferentes. Ahora siempre es favorito a la Champions. Lo demostró ante el Madrid, pero quizá anímicamente no salió fortalecido y el resultado no fue el ideal comparado con el juego desplegado. ¿Qué sensaciones le dejó el partido?

Fue un éxito. Hay que darse cuenta hasta dónde ha llegado el equipo. El Real Madrid ha ganado la Champions 13 veces. El Manchester City solamente ha estado 11 veces en la competición. Y hay un sentimiento de que el equipo ha batido al Madrid en semifinales. Eso es algo muy positivo. Si nunca has ganado la competición y eres favorito cada año y tienes enfrente a un equipo que lo ha ganado tres veces en los últimos años y eres favorito en cada partido, solo puede ser algo positivo. La decepción es simplemente porque podían haber ganado por más goles. Pero ganar un partido al Real Madrid, nunca es algo negativo.

«El Real Madrid ha ganado la Champions 13 veces. El Manchester City solamente ha estado 11 veces en la competición»


Joleon Lescott compara la historia de City y Madrid en la Champions

¿Le sorprendió la fragilidad defensiva del Madrid?

Sí y no. Porque tienen jugadores con mucha experiencia y algunas de las decisiones pueden resultar sorprendentes, pero entendí que fue por la naturaleza del partido. El Real Madrid no es conocido por mantener la portería a cero en Champions, su fuerza está en marcar más goles que el rival. No me sorprendió que el Manchester City marcase goles. La manera en que los goles llegaron, quizá sí. Me pareció más reseñable la actitud del Madrid. «Seguimos en el partido, seguimos en el partido». Cada vez que el City subía el nivel, el Madrid hacía lo mismo. Me sorprendió un poco, pero como dije, es el Real Madrid, con algunos de los mejores jugadores de la historia de la competición. Y es su competición. Fue un partido fantástico de ver.

Guardiola dijo en la previa que «el balón nunca le quema a los jugadores del Madrid, aunque fueran 0-3». Se demostró luego en el partido. ¿Cree que es algo especial que sólo tiene el Madrid?

Sí, eso es el enfoque del Real Madrid y por eso ganan la competición 13 veces. No creo que sea algo que el resto de equipos pueda hacer, ni siquiera los que también han tenido éxito en la Champions. Hay algo entre esta competición y el Real Madrid. Diría que, de cierta manera, priorizan la Champions por encima del resto. Piensan que es la cima del fútbol y la forma en que entienden el contexto de los partidos les hace subir el nivel en cualquier momento. En la fase de grupos, pierden con el Sheriff y piensas, es uno de los peores equipos del Madrid y ahora están a un paso de ganar el título. No podemos subestimar al Real Madrid. Ni estar sorprendidos en exceso. Es el Real Madrid.

El sábado, después del City-Watford, algunos fans daban más importancia de ganar la Premier ante el Liverpool que hacerse con la Champions a las puertas del Etihad. Me resultó sorprendente, ¿cree que es una simple casualidad y de verdad existe ese sentimiento en la hinchada ‘citizen’?

Quizá algunos puedan decirlo. Pero desde el punto de visto del club, es un rotundo ‘no’. Creo que, si pudieran elegir… No digo que priorizarían, pero si tienen que elegir, optarían por ganar la Champions League. Simplemente porque no se ha ganado todavía. Si conviertes el éxito doméstico en éxito en la Champions. Si ganas la Champions tres veces en los últimos cinco años, pero sin ganar la Premier, estoy seguro que el sentir sería diferente. Es la naturaleza humana. Siempre quieres ganar lo que no tienes. Añade picante que está el Liverpool en las dos competiciones, pero desde el punto de vista del City y conociendo a muchos aficionados ‘citizens’, nadie es puntilloso respecto a los trofeos que se ganan. Nadie vería como algo negativo si solo se gana la Premier o solo se gana la Champions.

Usted que fue defensa central, ¿cómo se afronta un partido ante un ataque como el del City? ¿Qué consejos les daría a Alaba y Militao?

Es extraño lo ocurrido con Alaba en el gol de Gabriel Jesus. Es normalmente muy calmado y paciente. Militao jugó más o menos de la forma que esperaba. Muy emocional y agresivo en ocasiones. Con el Manchester City no teniendo un ‘9’ enfrente todo el tiempo, todo gira en torno a la concentración y al entendimiento de lo que te rodea. Por ejemplo, Gabriel Jesus es muy bueno e inteligente. Deben tratar de evitar ir a los lugares que él quiere que vayas. Hubo muchas ocasiones en las que él estaba regateando y había jugadores siguiéndole y eso crea espacios para Mahrez, Foden o Bernardo. No es fácil. Es una semifinal de Champions. Pero espero que ellos entiendan esta vez la situación mejor. Es lo que hacen los mejores jugadores, aprender más rápido que el resto. Por eso son los mejores.

<figure id="sumario_4|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2022/05/01/champions/1651442060_048664_1651518709_sumario_grande.jpg', '976', '701', 'Lescott celebra con Yayá Touré y Carlos Téves un tanto marcado por el marfileño ante el QPR en septiembre de 2012. / PHIL NOBLE&nbsp;(REUTERS)’);return false;» class=»item-multimedia» readability=»-22.388513513514″>

Lescott celebra con Yayá Touré y Carlos Téves un tanto marcado por el marfileño ante el QPR en septiembre de 2012.
PHIL NOBLE (REUTERS)

El Madrid sobrevivió gracias a Benzema y Vinicius. ¿Le ha soprendido la evolución del brasileño esta temporada?

Su evolución ha sido muy positiva. Disfruto mucho viendo cómo evolucionan las nuevas generaciones de talentos. Era consciente de sus aptitudes. En términos de consistencia, ha mejorado mucho. Hemos visto momentos donde mostraba su talento de forma aislada, no tan cerca entre sí. Ahora ha encontrado su juego. Estos momentos pasan más a menudo. No deberíamos estar tan sorprendidos, porque sabíamos que podía hacerlo. Es definitivamente uno de los jugadores a tener en cuenta para el futuro. También ahora, pero le veo teniendo una carrera muy exitosa. Está jugando con algunos de los mejores talentos del mundo. Si está en el Madrid y juega todas las semanas, está haciendo algo bien. Y cuanto más lo haga, los equipos tendrán que adaptar más su juego por él y eso podría traerle más éxito. Puede obligar al rival a que le emparejen con el mejor defensa y no con el mejor lateral izquierdo, sacando así al central de su posición.

Hablando de jóvenes talentosos. Foden hizo historia igualando a Rooney como el máximo goleador inglés sub-21 en Champions (nueve tantos). ¿Qué tiene que tener un joven de la cantera ‘citizen’ para triunfar con el primer equipo? Usted trabajó en el desarrollo de los jóvenes (era encargado de supervisar la evolución de los jóvenes del City que salían cedidos) y debe conocer bien los mecanismos…

Hay muchos componentes para ser exitosos. Obviamente, la habilidad es uno de ellos, pero todos los chicos que están ahí la tienen. Templanza, conocimiento del juego, impacto. Hay muchos factores que deben alinearse al mismo tiempo. Lo que Phil tiene por encima del resto, es su obsesión. Obsesión por ser cada vez mejor. Quiere ser el mejor y si eso significa ser el mejor del equipo o del mundo, está listo. Sé que quiere ser lo mejor que puede ser, cada vez que toca el balón. No sé si es algo que pueden enseñar. A menudo decimos, el talento o la aptitud es innato. Phil lo tiene.

Es una situación complicada. Todo el mundo quiere que los jóvenes talentos jueguen desde el principio. Guardiola fue inteligente con Foden, introduciéndole poco a poco en la dinámica del equipo. Pero muchos pensaban que tenía que jugar más. Aunque quizá esa gestión evitó que se convirtiera en un ‘juguete roto’…

Nadie puede discutir ahora la manera en la que Phil fue manejado. Porque ahora juega semanalmente en los mejores partidos, sin parar de contribuir. La manera en que Pep manejó todo fue correcto. Pero había un ingrediente que hizo que fuera todo más pausado, más allá de que tuviera 17 o 18 años. En ese momento, estaba David Silva. Silva no bajó el nivel como para que Phil Foden pudiera obtener más minutos. Pep ha sido muy consistente en la forma de manejar la situación. No le da minutos a los jugadores sólo por darles minutos. Hay que ganárselos. Y hacerlo es parte de hacer lo que debes, pero también depende, en parte, de que tu rival por los minutos no esté rindiendo. No puedo recordar un solo período en que David Silva no rindiese bien (ríe). En lo que respecta a Phil jugando con más asiduidad, a todos nos hubiera gustado, por el prestigio que da a la academia y al fútbol inglés. Pero era lo correcto. Ahora sí es ese tipo de jugador. Si es un partido importante, Phil Foden juega.

Volviendo al Madrid. ¿Qué opina de Benzema y su temporada?

Soy un gran fan de Karim Benzema. Antes de esta temporada, estoy seguro que los aficionados del Madrid le apreciaban también, ya era su fan. Soy un gran admirador de su forma de jugar desde hace muchos años. Es un gran compañero de equipo, nada egoísta. Cristiano lo ha dicho en varias ocasiones, cómo adaptó su juego para que el equipo pudiera ganar. Eso es algo tremendo para un club, de ahí que sea el capitán. No te dan el brazalete si no eres así, huyendo de actitudes egoístas. Y Karim es así. Y tiene un enorme talento. Es curioso, he hablado con centrales de clase mundial, actuales y ya retirados, y probablemente no tendrás tu partido más duro con Benzema enfrente, pero acabará marcando (ríe). Encontrará la manera de tener impacto en el partido y eso es un signo de los ridículamente talentoso que es. Le admiro como líder, como futbolista y por su personalidad.

«Probablemente no tendrás tu partido más duro con Benzema enfrente, pero acabará marcando»


Joleon Lescott, sobre enfrentarse a Benzema

Benzema suele decir que no le da importancia a trofeos individuales, pero es uno de los grandes favoritos, si no el mayor, para ganar el Balón de Oro. ¿Cree que lo merece?

Creo que hay que esperar al final de la temporada. Hay otros jugadores que están ahí también. Pero en lo que respecta a él diciendo que no le obsesionan los trofeos individuales, me lo creo. Está dispuesto a jugar en diferentes posiciones y a trabajar para ayudar al equipo. Es una evidencia que lo hace y no solo son palabras. Si gana el Balón de Oro, no me sorprendería, pero con Liverpool y City con opciones de hacer el doblete de Liga y Champions, Kevin de Bruyne está ahí; Sadio Mané, no solo con el Liverpool sino por ser jugador africano del año y su contribución con Senegal. Se lo podríamos dar a Benzema ahora y lo merecería, pero si el Liverpool llega lejos eso significa que Mané puede ganarlo. Si el City hace doblete, ¿no lo merecería Kevin de Bruyne? Hay que esperar al final de la temporada.

¿Piensa que es precisamente eso lo que le falta al City? ¿Un delantero como Benzema?

No. No lo creo. ¿Serían peores con un delantero como Benzema? No, claro que no (ríe). Pero hablamos de Benzema, cuando Gabriel Jesus viene de marcar cinco goles y múltiples asistencias en una semana. En lo que respecta a necesitar un delantero, el Manchester City ya tiene uno muy bueno. Creo que el sistema que Pep ha creado es para adaptarse a cualquier jugador o posición. Así, si cualquier jugador se lesiona o no está disponible en cualquier momento, otro puede desempeñar esa función. Lo que Pep ha creado, creo que es algo único. Puedes sacar del equipo a dos o tres jugadores y seguir siendo favoritos. Si sacas a Vinicius o Benzema, nadie ve al Madrid ganando, sin faltar al respeto a nadie. Si quitas a De Bruyne y Phil Foden, entran Raheem Sterling o Gündogan. Aún crees que el City puede ganar el partido. El sistema está por encima de cualquier individuo.

El City está tratando de fichar a Haaland. ¿Cree que el City tendría que adaptarse a Haaland o sería al contrario?

Creo que sería un poco ambas cosas. No hay una única forma. Con jugadores como Haaland o Mbappé, la nueva generación de talento, no creo que puedas desaprovechar la oportunidad de ficharles si están disponibles. No van a estar disponibles tan a menudo. Dudo que Mbappé o Haaland estén disponibles, pero, si lo están, hay que ficharles. Igual en un escenario con Messi o Cristiano. Si están disponibles, los tienes que fichar. Respecto a la adaptación de uno y otro, creo que Haaland tendría que adaptarse más. Es una nueva liga, más física. Algo que creo que disfrutaría. La presión también sería más alta, aunque parece el tipo de jugador con una personlidad que disfruta eso. Sería un gran fichaje para el Manchester City y para la Premier League.

«Si Haaland o Mbappé están disponibles, hay que ficharles»


Joleon Lescott, en AS

¿Quién le daría más miedo tener enfrente: Mbappé, Haaland o Benzema?

Diría Mbappé. Por su velocidad. Creo que es un talento increíble y su velocidad no es su mayor atributo, sino uno de ellos. Tiene una habilidad técnica y una toma de decisiones únicas. Y ello le hace tomar decisiones rápidas. Pero, para mí y para la mayoría de defensas, nadie quiere jugar contra futbolistas rápidos. Disfruto de la parte física del juego. Disfrutaría enfrentarme a Haaland. Pero con Mbappé, el espacio que dejan los equipos ahora que la línea suele tirarse muy arriba… No me gustaría exponerme a algo así.

¿Qué tipo de partido espera para la vuelta? ¿Una locura como en la ida?

Un poco sí. No puedes decir que no (ríe). Creo que el City plantea siempre partidos similares. Y el Madrid debe ser más duro de batir y mantener su eficacia. Probablemente solamente haya un elemento que cada equipo deba cambiar. El City creó las ocasiones y tiene que ser más sólido. El Real Madrid no creó muchas ocasiones, pero fue muy eficaz. Cuando lograron una, fue gol. La clave en ambos casos será su parte defensiva.

¿Quién cree que es favorito para llegar a la final?

Aún creo que el City es el favorito. Porque se demostró que el Real Madrid puede conceder goles y el City no lo hace tan fácilmente. Sé que es un gran equipo y tienen un gran nivel, pero algunos errores que cometió el City no son habituales en ellos. Han recibido pocos goles desde la fase de grupos. Diría que el Manchester City es aún favorito para mí.