El Madrid tiene fe: «‘¡Sí se puede!»

Ancelotti tiene una percepción muy clara de lo que es el Real Madrid y el madridismo. «Aquí hay que celebrar muy rápido porque desde el día siguiente ya se está pensando en el siguiente título», ha venido repitiendo el italiano cuando se le preguntaba por el alirón liguero. Una vez conquistada la Liga, volvió a dar de pleno en el pronóstico. En la misma celebración de la Liga 35ª en Cibeles los hinchas empezaron a caldear el espíritu de la próxima gesta, remontar el miércoles al City para estar en la final de París. El grito se pudo escuchar durante el trayecto y ante la misma diosa: «¡Sí se puede! ¡Sí se puede!«.

Escudo/Bandera Real Madrid

El club blanco y su afición se ven a dos partidos de completar una hazaña, el doblete Liga y Copa de Europa, que sólo han sido capaces de saborear en tres años durante la laureada historia madridista. Fue en las temporadas 1956-57 y 1957-58 con Miguel Muñoz a los mandos y una única en la era de internet, la del equipo de Zidane de la 2016-17. Ancelotti está en disposición de unir su nombre a ese legado. Por eso y porque conoce a su hinchada como si hubiera nacido en Concha Espina, aprovechó el final de su alocución en Cibeles para echar otra palada de carbón a la hoguera de la remontada: «¡A por el City!«.

Los madridistas celebraron la Liga pero ahora quieren el doblete con la Champions…
DPA vía Europa Press

Llenazo en el Bernabéu

La parroquia madridista pondrá de su parte. El Bernabéu registrará un total de 65.000 espectadores, el máximo aforo habilitado en el estado actual de las obras, y no quedan entradas disponibles salvo un puñado de localidades VIP. Las localidades iban desde los 100 euros a los 360€ y hace una semana que se agotaron. Será el cuarto partido de esta temporada con todas las entradas agotadas tras los del PSG, el Clásico, el Chelsea y el del pasado sábado contra el Espanyol.

El papel está vendido y las gargantas, llamadas a filas. Desde minutos después del pitido final en el Etihad empezó a correr por las redes sociales y los grupos de WhatsApp la convocatoria para recibir este miércoles al equipo en el Bernabéu. Será en la ubicación que se ha hecho tradicional, la Plaza de los Sagrados Corazones, desde las 19:00 horas, media hora antes de que el autobús madridista llegue a ese punto y enfile los últimos metros hacia el coliseo blanco. Ya dentro, habrá un tifo enorme en el fondo sur (contra el Chelsea se desplegó uno con la leyenda ‘No juegues con el Rey’) y el mismo espíritu, el del «¡Sí se puede!».

Alaba es la duda de Ancelotti para la vuelta.
JESUS ALVAREZ ORIHUELA

Alaba, la gran duda

El que no sabe aún si podrá es David Alaba. El austriaco es la principal duda de Ancelotti después de resentirse en el Etihad de sus problemas en un abductor. Prácticamente volvió a la casilla de salida y aunque evoluciona al ritmo esperado, sigue siendo seria duda y la decisión no se tomará el miércoles mismo. Con Militao presente una vez cumplida la sanción, si no está Alaba la responsabilidad será para Nacho. El Madrid y el madridismo están preparados. A Guardiola y su City les espera el ambientazo que hizo sucumbir al PSG y al Chelsea…