El plan que puede revolucionar las canteras del fútbol español

LaLiga tiene un plan y quiere revolucionar el fútbol base español. Tienen el aprendizaje de que a raíz de unos pilares colectivos los clubes pueden ser más fuertes (la venta de derechos de TV, el control financiero o el Plan Impulso). Desde la patronal, con el liderazgo de Luis Gil (director de competiciones de LaLiga) y Juan Florit (director de proyectos deportivos), se pretende sentar unas bases comunes para que las canteras españolas crezcan y se conviertan en una gran potencia mundial. Se pretende que en 2025 haya más canteranos en las primeras plantillas de los clubes de LaLiga, que aumente su presencia por el resto de las grandes Ligas y también en la Selección.

Para llevar a cabo el Plan de Optimización de Canteras, LaLiga reunió a todos los directores de fútbol de los equipos de Primera y Segunda en El Sadar. En el VI Encuentro de Canteras, que se realiza desde 2016, se expusieron las líneas maestras del proyecto. «El fútbol base español tiene un nivel alto, pero no es suficiente, debemos seguir potenciándolo», expuso Florit. Para respaldar este crecimiento, el proyecto irá englobado en el Plan Impulso (casi 2.000 millones de euros a repartir entre los clubes).

El plan tiene varios pilares: la profesionalización del fútbol base y sus trabajadores; se deberán mejorar las infraestructuras (como las ciudades deportivas y las residencias); uso de nuevas tecnologías (LaLiga Academy Manager y aprender a leer el Big Data) y que exista en los clubes un modelo metodológico que aplicar en todas sus categorías. La filosofía de cada club no se tocará, solo se pedirá que exista un método de trabajo.

<figure id="sumario_1|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2022/04/27/primera/1651079954_458075_1651085392_sumario_grande.jpg', '976', '651', 'Luis Gil, director de competiciones de LaLiga. / LALIGA’);return false;» class=»item-multimedia» readability=»-20.803278688525″>

Luis Gil, director de competiciones de LaLiga.
LALIGA

Además, se hará hincapié en reforzar el desarrollo integral de los jugadores. Se les deberá dar mayor respaldo en distintas facetas como lo psicológico, nutricional, emocional y en los estudios. Se ha marcado el objetivo de que en 2025 el 80% de los canteranos mayores de 16 años estén escolarizados en Bachillerato y el 40% tengan formación universitaria o similar. «Sabemos que es muy difícil que todos los clubes lo vayan a lograr, pero queremos ser exigentes en este apartado. Aún no consiguiéndo el objetivo al 100%, habremos avanzado un camino muy importante si logramos una homogenización», explica Florit. Y añade: «Hay clubes que están muy cerca de esos parámetros. La Real Sociedad es un ejemplo en este sentido. Tiene unos resultados deportivos en cantera ejemplares y es el club con mayor porcentaje de jugadores en Bachillerato y universidades. Esto de la Real es la consecuencia de iniciativas de hace cinco o seis años».

LaLiga es ambiciosa en su plan para retener el talento y aumentar la rentabilidad de sus canteras. Pero primero tendrá que homogeneizar el nivel de todo el fútbol base español, ya que afirman que cada club vive una realidad diferente de puntos fuertes y a mejorar. «Hay que pasar de las 42 realidades o niveles de cantera que existen ahora a tres o cinco niveles». Si todo sale bien, a lo largo de la década los aficionados verán a más equipos con canteranos en sus plantillas y mayor presencia de jugadores españoles en los equipos de las grandes ligas. Si este aumento se produce, será un indicador clave para confirmar que están funcionando todas las iniciativas y estratégias puestas en marcha por cada club.