«Hamilton quizá piense que debió retirarse el año pasado»

La rivalidad entre Hamilton y Verstappen no ha pasado a la historia ni siquiera ahora que ambos se encuentran en luchas muy diferentes dentro del Mundial. Mientras que el neerlandés pelea por revalidar el título de campeón que defiende esta temporada, el británico no puede cumplir con las amenazas que lanzó durante la presentacion de Mercedes por culpa de un W13, que se ha resentido más de lo esperado ante la entrada del nuevo reglamento.

Ambos conviven dentro de la misma parrilla pero en realidades que nada tienen que ver, aunque eso no impide que su enemistad se mantenga con vida hasta el momento en el que alguno de los dos, decida colgar el casco. Por edad debería ser primero Lewis quien tomase esa decisión… en la que según Helmut Marko, asesor de Red Bull, el británico ya debería haber pensado después de ver cómo Verstappen le doblaba en la vuelta 40 del GP de Emilia Romaña. 

Fue un momento para el olvido en Brackley, que ha pasado de todo a nada en apenas un invierno, teniendo que soportar el bochorno de ver a su máximo rival haciendo alarde de su superioridad sobre el asfalto. El Red Bull vio la bandera a cuadros con la anécdota muy presente, para olvidar los problemas de fiabilidad. Y fue justo después de ese momento, cuando Marko quiso interpretar en Sky Sports de manera irónica los pensamientos que pudo tener el siete veces campeón en una prueba donde se conformó con ser 13º: «Quiero decir, nosotros le doblamos. ¡Quizás esté pensando en que debería haberse retirado el año pasado!».

Ese fue otro golpe bajo, el segundo del domingo para Hamilton, después de una carrera en la que los de Milton Keynes gozaron de la felicidad absoluta con un doblete en lo más alto del podio seis años después del último celebrado: «Es muy importante tras nuestros problemas en Baréin y Australia. Otro doblete, el último fue en 2016 en Malasia, así que ya era hora. Demuestra que somos competitivos y que estamos ahí».