«El Liverpool me parece el equipo más equilibrado de Europa»

Lluvia en VilaReal, Foyth llega después de entrenar con cara de sueño: «No dormí nada, terminamos ayer tarde y me quedé acá porque el entrenamiento era temprano«. No pone malas caras, la charla fluye con normalidad, se siente cómodo y después posa para Ángel, el reportero gráfico.

¿Qué tal está Juan Foyth? ¿Cómo se siente usted y cómo se sienten como grupo?

Bien, bien. Todo bién. Bien, bien, estamos pasando por un lindo momento de la temporada y en LaLiga nos tocó ganar los últimos dos partidos que era lo que veníamos buscando, contra el Getafe ganamos de visitante después de mucho tiempo. Ese es nuestro objetivo principal, LaLiga, acercanos a los primeros cuatro, sabemos que es difícil y que dejamos pasar muchas oportunidades, pero ahora ir partido a partido en LaLiga y tratar con sacar la mayor cantidad de puntos. En Champions es una temporada histórica la que nos está tocando vivir gracias a todo el compromiso del equipo y al respeto que afrontamos la competición, queremos disfrutar del partido de Liverpool.

Debutó joven en Estudiantes con Nelson Vivas y fue vendido con pocos partidos. ¿Cómo fue vivir ese proceso tan rápido? ¿Se reencontró con Vivas en algún partido contra el Atlético?

Sí, me lo crucé las veces que jugamos contra el Atlético de Madrid, una vez lo pude saludar en el tunel y cruzamos unas risas, después quizá no pudimos charlar mucho o saludarnos después de los partidos por cómo se dieron pero siempre voy a estar agradecido por la confianza que me dio, por como nos hacía entrenar, yo tenía 19 años y salía a la cancha sabiendo que muchas cosas iban a pasar, estaba muy preparado gracias a los entrenamiento y cómo manejaba todo él. No fue intento este proceso de salir del club, si yo me tenía que quedar no iba a ser un bajón ni nada de eso, era mi sueño jugar en Estudiantes, tuve opciones de irme antes de debutar y hablé con el club, pedí que no, que yo quería debutar y jugar en Estudiantes. Yo sabía que el club necesitaba el dinero para poder terminar el estadio pero fue algo que nos sirvió a los dos, era un paso importante para mí y mucho dinero para el club y por eso fuimos para adelante, pero lo viví con mucha tranquilidad también gracias a toda la gente que me rodea.

¿Cómo fue el cambio de Estudiantes a la Premier? ¿Cómo vivió las primeras semanas de entrenamiento?

El primer año fue brusco, no estaba preparado al 100%, había jugado nueve partidos en Primera División. El primer día que llegué estaba entrenando con Kane y Son y pensaba que la semana anterior estaba jugando a la Play con el Tottenham y hoy entrenaba con ellos. Después te vas aclimatando al vestuario y te das cuenta que son compañeros y que tenés que competir, el segundo año pude jugar un poco más en Premier, en Champions… pero el primer año costó.

Primero con Pochettino y después con Mourinho. ¿Cómo fue su llegada a Inglaterra y cómo se aclimató a la Premier?

Gracias a Dios tuve técnicos que hablen español. Yo hablo inglés pero la lengua nativa ayuda mucho y es más fuerte. Creo que desde que llegué me recibieron muy bien, es un club al que tengo mucho cariño porque fue mi primer club en Europa y además de eso yo creo que mi juego en Argentina era más técnico que físico y siendo defensor gané mucho en lo físico, en ser agerrido, fuerte en la marca, estando en la Premier.

¿Y el de la liga inglesa a la española? ¿Se sintió cómodo desde el principio?

Lleva un proceso de adaptación. Los primeros tres meses yo no jugaba, después tuve una oportunidad de jugar, me fue bien y también mucho de eso fue gracias al entrenador (Emery) y a los compañeros. El técnico cuando faltaba algún jugador en una posición me ponía a mí, sea de pivote, central o lateral y era algo que me demostraba que él confiaba en mí y cuando un técnico confía en vos, querés devolverle esa confianza adentro de la cancha. Con los compañeros, lo mismo, encontré un vestuario increíble, un vestuario de personas con un gran corazón y amistosas, entonces cuando estás en un vestuario así, sin darte cuenta das un plus más.

«Emery confiaba en mí para jugar en cualquier posición y yo lo sentía»


Sobre su polivalencia la temporada pasada

Llegó a Villarreal y en su primer año se consiguió afianzar, el club compró su pase y fue campeón de la Europa League. ¿Pudo disfrutar de estos logros o la actualidad va tan rápido que no le da tiempo a uno para ello?

Yo creo que, como nos dice Unai, hay que disfrutar del camino. Todo momento es para disfrutar, ya sea bueno o malo. Unai ama lo que hace, es un técnico que pasa horas y horas trabajando, cuando nos enfrentamos a un equipo, el trabajo que hacemos en la semana, sea cual sea el equipo, se nota. Le tenemos mucho respeto y el trabajo que hacen él y el cuerpo técnico se nota. En todo momento hay que disfrutar del camino, habrá cosas buenas o no tan buenas pero es lo que nos gusta, hay que disfrutarlo.

Muchos dicen que contra el Bayern fue su serie más completa y en la que más destacó. ¿Lo ve así? ¿Cómo la vivió? Desde afuera se ve que la concentración es un punto clave en su juego, ¿lo siente así?

No (risas). Para mí no fueron mis mejores partidos, pero son unos cuartos de final de Champions, quizá mucha gente no ve todos los partidos y se deja llevar por dos o tres partidos. La verdad que en la ida me sentí bien, el segundo partido lo sufrí por momentos, siempre dije que Coman es de los más desequilibrantes para mí y por momentos lo sufrí, pero hay que saber disfrutar de esos momentos, sufrir todos juntos, como equipo. Quizá a nivel personal no fue mi mejor partido pero la serie la disfruté mucho por lo que hicimos, estuvimos todos juntos contra uno de los mejores equipos de Europa y lo pudimos sacar adelante todos juntos.

Jugó en la liga inglesa con el Tottenham y ahora le toca el Liverpool en semifinales. ¿Qué esperan del equipo de Klopp? Luis Díaz, Firmino, Salah, Mané… ¿Quién le preocupa más?

Todavía no sabemos cómo va a jugar pero estamos tranquilo porque el cuerpo técnico lo va a preparar con todo el respeto y con muchas horas de trabajo (la entrevista se realizó tras el partido contra el Valencia). Nosotros vamos a dar el cien, sabemos que son un equipo de primer nivel, que viene de ganarle al City, al United, es un equipo muy fuerte ofensivamente y atrás son muy ordenados. De todos los equipos de Europa me parece el más equilibrado. Contra Luis Díaz, Mané, Salah… todavía no me enfrenté, los respeto como hay que respetarlos, son jugadores de primer nivel, pero vamos a ver qué pasa.

«Sabemos que no somos los favoritos pero no es algo que nos juegue a favor»


El favoritismo del Liverpool

¿Les beneficia no ser favoritos igual que ocurrió en cuartos de final?

Creo que lo dijo el míster, no queremos llegar hasta acá para que digan ‘Uh, qué bien, qué lindo juegan…’; nuestro objetivo es dar todo y obviamente tratar de llevarnos la serie, sería algo histórico para el club, sería algo muy lindo para nosotros y para el pueblo, sabemos que no somos los favoritos pero no es algo que nos juegue a favor.

¿Alguna vez pensó en afianzarse de lateral derecho como lo hizo? ¿Todavía se considera central o cree que ya encontró su lugar en la cancha?

El año pasado terminé una temporada linda ganando la Europa League pero notaba en mi interior que cuando me ponían de pivote o de lateral, sin decirlo para afuera, yo notaba que ponía excusas, que si algo no me salía bien decía ‘yo soy central, me entendés’. Y dije que no me tiene que pasar eso y entonces este año antes de empezar la temporada estaba hablando con mi mujer y le dije ‘este año juego donde me digan, voy a jugar al fútbol y a disfrutar’, creo que eso es la mejor manera de afrontarlo, cuando sos chico y jugás con tus amigos corrés por toda la cancha (risas). Jugando, las cosas salen más naturales.

¿Cómo de importante fue el aspecto mental en esto? ¿Lo habla con alguien del departamento de psicología del club?

Yo nunca hablé con psicólogo desde que soy profesional, quizá sí en Estudiantes en inferiores lo hacíamos durante el día a día, que nos acompañaban, pero creo que es fundamental tener buena cabeza, estar bien desde este aspecto. Lo que sí hago mucho y me gusta, que lo empecé a hacer hace año y medio, antes no lo hacía y me arrepiento es leer, creo que te ayuda un montón. Leer libro sobre psicología, ahora estoy leyendo uno de Gustavo Ortiz, psicólogo de muchos deportistas olímpicos y me sirve leerlo, hay cosas que ya las sabemos pero si no las reforzamos se nos van de la cabeza.

Llegó como central, jugó de ‘5’ y después pasó a ser lateral, siendo titular por encima de un jugador como Mario, un emblema en el club. ¿Cómo es su relación con él? ¿Le aconsejó a su llegada?

Es una competencia sana, yo te digo de corazón cuando le toca a él, a Aurier, yo quiero que les vaya bien, lo mismo cuando jugaba de central… por eso la relación que hay dentro del vestuario, todos tiramos para el mismo lado. Adentro del vestuario Mario es una excelente persona, es el capitán del equipo y muchas veces tuvimos charlas, consejos, todo el grupo hace que estemos muy unidos.

¿Cuál es el objetivo de Juan Foyth?

El primer objetivo es terminar de la mejor manera la temporada, en lo grupal que va a reforzar lo individual. Y después sí, el sueño de toda persona, lo que siempre está ahí y uno sueña es poder jugar el Mundial y a lucharla, siempre con buena fe. Si toca, va a ser algo único y si no toca, alentaremos al equipo.