Ni ciencia ficción ni terror

LaLiga va a ponerse en hora solo un mes antes de terminar. Barça y Rayo, que arrastraban un partido pendiente desde la jornada 21 (22 de diciembre), jugarán al fin su choque número 33. Ha costado (sigue el partido en directo en AS.com). El encuentro ha sido empujado cuatro meses. Primero, por aquel Sevilla-Barça que se aplazó por la ausencia de los internacionales sudamericanos. Y luego, por la Supercopa, el Athletic-Barça de Copa y la sorprendente y admirable andadura del Rayo en el torneo.

Eso deberá pensar el Rayo a estas horas. Que debía haber estado jugando ayer la final de Copa en Sevilla, de la que se quedó a milímetros. O el Barça, que hasta anoche era el vigente campeón de la competición. La realidad azulgrana, sin embargo, es distinta; y la explicó ayer bien Xavi. Ni es ciencia ficción, como se pensó después del Bernabéu; ni de terror, como llegó a ser en noviembre. Ahora, el equipo juega para abrir una brecha casi definitiva que le asegure la Champions. Si gana, dejará al Betis a nueve puntos. El Rayo, mientras, se esforzará para alejar por fin el descenso. Aparentemente, tiene un colchón de seguridad amplio (el Granada ocupa la última plaza de descenso con 30 puntos), pero ya recordó Martín Presa que hace unos años terminaron salvándose con un gol de Tamudo después de flirtear con el drama con 40 puntos.

Barça y Rayo están cansados, pero los dos hicieron de tripas corazón el jueves. Los de la Franja, para ganar al Espanyol. Y los de Xavi, para salir vivos del Reale Arena, donde dieron síntomas de agotamiento confirmados en los problemas físicos de Piqué, Araújo, Alba y Alves. El esfuerzo extra mereció la pena, porque el Barça se llevó un botín precioso que convierte el subtítulo, que da acceso a la controvertida Supercopa, en el objetivo real de la temporada. Al mismo puede ayudarle Aubameyang, que ha hecho nueve goles en LaLiga desde su llegada y está a cuatro del ‘récord’ del gigante Zigic, que marcó 13 en la temporada 2008-09 con el Racing tras llegar en invierno. Xavi ha pedido el apoyo de la gente, pero para meter 91.648 espectadores en el Camp Nou, todavía le falta dejar de dar patinazos como los del Eintracht y el Cádiz y jugar al fútbol como los ángeles como hacen Alexia y compañía.

Líderes

Paradas del portero
Asistencias totales
Faltas cometidas
Faltas recibidas
Tarjetas rojas
Tarjetas amarillas
Recuperaciones de posesión
Pases por partido