Djokovic: «He hecho lo suficiente, podría parar hoy»

Djokovic, en Belgrado, busca reencontrarse consigo mismo. Lo necesita. En casa, como en ningún sitio. El tenista serbio ya está en semifinales del ATP 250, donde hoy (no antes de las 14:00) se enfrenta al ruso Karen Khachanov, 26º del mundo. Su primera oportunidad, esta temporada, para entrar en la lucha por un título, aunque suene raro. En Dubái, no pudo pasar de cuartos y en Montecarlo, a manos del finalista Alejandro Davidovich, cayó en su partido de debut. Su objetivo, como ya ha avisado, es llegar en el mejor estado de forma posible a Roland Garros. «Es el mayor objetivo en esta superficie (tierra batida) y, en parte, tengo mis pensamientos en París, para llegar bien preparado», declaraba en la previa el Abierto de Serbia. Antes, parada en Madrid y Roma.

Es el tramo de mayor continuidad para el número uno del mundo, que debe conjugar su presencia en los torneos con sus convicciones, su negativa a vacunarse contra la COVID. Un tramo convulso dentro de una carrera legendaria que, tal y como ha asegurado él mismo durante la competición nacional, aún tiene muchas páginas de historia por delante. «Soy yo quien elige jugar. Nadie me obliga. He hecho lo suficiente en mi carrera, podría parar hoy mismo, pero todavía me siento motivado e inspirado. Me encanta jugar frente a los mejores. Serbia es una oportunidad única para mí y este tipo de ocasiones me alimentan con buena energía. Me encanta estar aquí y me encanta competir», asegura en declaraciones recogidas por la propia ATP.

Nole cumplirá 35 años dentro de un mes (22 de mayo). Ya es un veterano del gremio. Después de Rafa Nadal (cumplirá 36 en junio), es el jugador de mayor edad dentro del Top 20. Dos leyendas eternas dentro de un circuito que ensancha su registro de edades. En datos del periodista Adam Addicott, especializado en tenis, en 2012, ningún jugador del Top 100 del ranking tenía 35 años o más. Djokovic lo tiene claro: «Para mí, la edad es solo un número. Sinceramente, me siento más joven de lo que mi edad refleja», asegura. Y desarrolla: «Cada etapa de tu carrera, especialmente después de jugar durante 20 años en el Tour, tiene sus diferencias en términos de cómo abordas las cosas mentalmente. Mi vida ha cambiado mucho en los últimos 10 años, y mi cuerpo también. Así que tienes que adaptarte a eso, comprender estos cambios, comprender por lo que estoy pasando y descubrir la biología de las cosas. Constantemente, elaboro estrategias, organizo y planifico con mi equipo lo que me ayuda a alcanzar el punto máximo en el momento adecuado y poder competir con los jóvenes».

Objetivo Roland Garros

Siempre y cuando no haya más contratiempos, Djokovic y Nadal, que ya entrena tras su fisura en las costillas, volverán a coincidir en un torneo en el Mutua Madrid Open (del 26 de abril al 8 de mayo). No se miden desde 2021, en semifinales de Roland Garros. Ambos, durante toda su carrera, han tenido que lidiar con las expectativas. «La gente se acostumbra a verte a un nivel alto durante diez, quince años. Siempre esperan que ganes en el 99% de partidos. Obviamente, eso no es posible. Debes aceptar el hecho de que vas a perder partidos, que en algunos momentos no te vas a sentir bien, que igual necesitas más tiempo para entrar en ritmo», analiza Novak. El serbio quiere volver a responder a todo lo generado y se encuentra en plena búsqueda de ese «ritmo». El major francés, que tendrá un toque aún más especial que de costumbre, espera.