«¿Pero cómo firmas por Ferrari?»

Hubo un tiempo, hace un par de años, en que Carlos Sainz tenía que responder cada fin de semana de carreras a la misma pregunta: «Viendo el nivel de Ferrari (en 2020), ¿no te arrepientes de dejar McLaren?». La escudería más legendaria de la Fórmula 1 anunció el jueves de Ímola la renovación del piloto madrileño hasta 2024, como ya había adelantado este medio, después de un 2021 satisfactorio (cuatro podios y 5º del Mundial, delante de Leclerc) y un arranque de 2022 esperanzador (dos podios, a la estela de Charles sobre un coche ganador). Ahora a Carlos se le escapa la sonrisa en casi todas sus respuestas. Después del borrón de Australia, el espaldarazo de Ferrari se confirma con un nuevo contrato. Negociaron en invierno, el acuerdo por dos años era total y durante las últimas semanas los abogados lo concretaron por escrito.

Varias docenas de periodistas se agolparon en el hospitality de Ferrari para escuchar al hombre del día, que hace memoria cuando le recuerdan las preguntas del pasado: «Ni me acordaba de aquello, para que veáis lo que me importaba cuando la gente me decía: ‘¡Cómo firmas por Ferrari con lo cómodo que estabas en McLaren!’. Un año más tarde hice el año que hice con Ferrari, dos años más tarde Ferrari está ganando, y ahora me he asegurado tres años con la mejor y más mítica escudería de la F1, que además demuestra que puede volver a ganar. Me aseguro tres años más con un coche bueno como es el de este año, os podéis imaginar lo contento que estoy». El tiempo, inevitablemente, le está dando la razón.

Con ocho podios en su carrera, la primera pole y, sobre todo, la primera victoria están cada vez más cerca. ¿Cuánto? «Está claro que está cerca, el coche está yendo muy bien y en Australia se podía dominar de manera clara, cuando las dos carreras anteriores fue una lucha muy ceñida con Red Bull. Por eso lo de Australia me da más rabia todavía, porque era el fin de semana en el que más rápido estaba yendo. Con ganas de seguir intentándolo, tengo muy claro en qué sitios tengo que mejorar y ahora hay que seguir haciendo libres y carreras para progresar», responde Sainz a AS, consciente de que el fin último de esta renovación es «intentar ganar, y ganar para Ferrari».

«Esto puede cambiar muy rápido»

Este fin de semana hay clasificación el viernes (solo un entrenamiento previo), esprint el sábado y carrera el domingo, así que hay poco tiempo para experimentos porque es necesario ser competitivo desde las primeras vueltas. «Me da bastante igual, sinceramente. Si pudiera elegir, los entrenamientos libres son para probar cosas y adaptar el coche a mi estilo, quizás un fin de semana normal me iría mejor, pero si luego vuelo en los Libres 1 y hago la pole, que se quede todo como está. Es relativo, hay que ir con lo que venga. ¿La lluvia? Me gusta desde pequeñito, me suele traer buenos momentos. No sé qué tal iré yo ni el coche en la lluvia, pero si llueve, bienvenida sea la lluvia». En cualquier caso, para mejorar las sensaciones con el F1-75 que hace líder a Leclerc, quizás solo hace falta un golpe de suerte: «Cuanto antes, mejor. No pienso en darme tres carreras más, sino en probar cosas y adaptarme pronto. La Fórmula 1 es así, a veces llegas a un coche y sin cambiar tu estilo, vas rápido. Y luego hay otros coches que te cuestan un poco más, que te sale todo menos natural. Ha coincidido que con este coche se me han complicado un pelín las cosas y a Charles le va bien. Pero esto puede cambiar muy rápido».