Badosa, en cuartos y a las puertas del número dos

Estreno sufrido, pero futuro inmediato ilusionante. Paula Badosa ya está en cuartos de final del WTA 500 de Stuttgart tras superar a Elena Rybakina, 19ª del mundo, por 2-6, 6-4 y 6-7(4) en 2h31. Debut exigente y camino complicado, pero regalo mayúsculo en el horizonte. Después de la jugadora kazaja, espera Ons Jabeur (10ª), que venció a Daria Kasatkina por un doble 6-3 (mañana a las 12:30). En semifinales, Anett Kontaveit (6ª) o (4ª) podrían ser las rivales y, en la lucha por el título, aguardaría Iga Swiatek. Un partido que, virtualmente, enfrentaría a la uno y a la dos del ranking. Badosa, tercera, está a una victoria más en tierras alemanas de ascender al segundo escalón, su mejor posición de siempre.

Costará, pero la maquinaria está en marcha. Y muy bien engrasada, pues Rybakina ha obligado a ello. Tres sets que, después de un primer parcial muy controlado, ponen en alerta a la jugadora catalana, que ha alcanzado los cuartos de final en siete de sus últimos ocho torneos en tierra batida. Desde 2021, ha llegado a la mencionada fase en 13 torneos del cirtcuito WTA. La temporada pasada, fue la jugadora con mejor récord en la mencionada superficie (17-3). Le sienta bien y quiere hacerlo valer. El premio es muy grande.

Un muro muy resistente

Igualdad en las estadísticas generales y mucha resiliencia por parte de Rybakina, las claves en el cuarto enfrentamiento entre kazaja y catalana, que ya domina el head to head por 3-1. Hasta ocho bolas de break (57,1%) salvó Elena, forzada a compensar errores con mucha sangre fría en los momentos de la verdad. De un extremo al otro, con una Badosa frágil en la defensa de las roturas (1/6), pero más consistente en líneas generales, pese a su particular lucha con los turnos de saque (siete servicios directos por ocho dobles faltas). Sobre todo, en la tercera, agónica y decisiva manga, decantada en el desempate (acumuló cinco y cinco, respectivamente). Una que sitúa a la jugadora española a sólo quince puntos de Barbora Krejcikova. En su anterior participación, en 2018, Paula fue eliminada en la ronda previa. Entonces, jugaba como 214ª del mundo. Ahora, oposita a segunda.