Xavi ya dibuja su Barça

Nadie ha hablado en Barcelona en los últimos 15 días del partido contra el Atlético de Madrid. La presentación de los fichajes, el Forensic, el patrocinio de Spotify, el caso Dembélé o Ansu se han tragado la realidad deportiva del club. Delicadísima, por otra parte. El Barça, que perdió 2-0 en el Wanda por lo que tiene muy complicado recuperar el goalaverage particular, se juega muchísimo este domingo ante el Atlético de Madrid en el Camp Nou. Si pierde, acabará la jornada a cuatro puntos de la cuarta plaza con un calendario inminente delicado (Espanyol, Valencia y Athletic además del enfrentamiento contra el Nápoles)

Escudo/Bandera Barcelona

Este domingo es un día de entrenadores. Y Xavi ya no puede quejarse de falta de efectivos. El club le ha puesto a su disposición tres delanteros más en el mercado de invierno, que vienen a sumarse a unos cuantos más que habían y a un centro del campo prometedor en el que Pedri ha sido mano de santo. Los ratos del canario contra el Real Madrid, Athletic y Alavés han sido de impresión; y apunta a nuevo líder en un equipo que tiene bien cubierta ese área del campo con Frenkie de Jong, Busquets, Gavi y Nico.

Este viernes se incorporaron al grupo Daniel Alves y Araújo. El brasileño, algo molesto por haber quedado fuera de la lista de la Europa League, y el uruguyo apuntan a titulares. Alves, Piqué (35 años recién cumplidos esta semana), Araújo y Jordi Alba formarán la defensa titular. Busquets, De Jong y Pedri podrían formar el centro del campo; y Ferran debutará ante su nueva afición. Colgarían los puestos de extremo izquierdo y delantero centro. Aubameyang y Luuk de Jong se disputan el puesto de killer. En el perfil zurdo, Abde ha fracasaso en los últimos partidos. Se abren dos opciones. Que Xavi, después de convencer a Laporta, alinee a Dembélé los últimos meses, con lo que amanecería un tridente potente: Aubameyang (buen amigo de Ousmane), Ferran y Dembélé; o la posibilidad de jugar con Gavi de falso extremo izquierdo compartiendo balón con Pedri. Un Barça nuevo obligado a ser un Barça mejor para cumplir, al menos, el objetivo de mínimos, estar en Champions. Aunque Laporta dijo que el objetivo era la Liga…