Sebastián Báez dio el golpe de su vida: un show de drops y una victoria sensacional frente a Cristian Garín

La alegría de Sebastián Báez tras vencer a Cristian Garín

Prensa Cordoba Open

Tal vez sea porque tiene solo 21 años. Pero da la sensación de que es parte de su esencia, que va más allá: a Sebastián Báez le agrada correr. Corre todo lo que puede, de un lado a otro de la pista. No se cansa nunca y no ofrece baja resistencia: si hay una mínima chance de llegar, allí estará, dispuesto para el zarpazo. Y vaya si dio uno en el ATP de Córdoba, ante el chileno Cristian Garín (N° 18 del mundo y 3er preclasificado), a quién venció por 4-6, 6-1 y 6-1, lo que le permitió alcanzar sus primeros cuartos de final en un torneo del circuito.

Sebastián Báez y el saque: otra de sus virtudesSebastián Báez y el saque: otra de sus virtudes

Prensa Cordoba Open

Sebastián Báez y el saque: otra de sus virtudes (Prensa Cordoba Open/)

Tiene buenos golpes (no sobresale uno, por ahora, aunque el drop shot suele marear a sus rivales), mide apenas 1,70m y le pone un ímpetu a todo, unas ganas arrolladoras con las que el joven de San Martín genera una simpatía mayúscula en el público. De a poco, va entrando en el corazón de la gente.

A los cordobeses ya se los ganó. El bonaerense, uno de los tenistas argentinos con mayor proyección en el circuito -más allá de nuestro medio- y número 1 juvenil, dio un auténtico golpe en la noche de jueves. Más allá de los desajustes por los que se le escapó el primer set, consiguió su primera victoria ante un jugador del Top 20.

Báez, ubicado en el puesto 77 del ranking mundial de la ATP, levantó al público en la cancha central del Polo Deporitvo Mario Alberto Kempes. El argentino debutó en el certamen con un triunfo sobre el español Fernando Verdasco (200), mientras que Garín, campeón aquí en 2020, ingresó directamente en los octavos de final.

En el torneo cordobés, que se juega sobre polvo de ladrillo y reparte premios por 493.875 dólares, Báez dio un show de movimiento de muñecas y de rapidez de piernas propio del tenis moderno. Tiene habilidad, personalidad y rompe el molde.

El drop shot de Sebastián Báez enloqueció al chileno GarínEl drop shot de Sebastián Báez enloqueció al chileno Garín

Prensa Cordoba Open

El drop shot de Sebastián Báez enloqueció al chileno Garín (Prensa Cordoba Open/)

La muestra la dio ante el muy buen jugador chileno: no lo dejó pensar. Vestido de amarillo, con la gorrita dada vuelta, con el refugio constante en una toalla a mano para aliviar el sudor, tuvo tanta confianza, que hasta arriesgó un par de globos desde el fondo de cancha con una mano endiablada.

El saludo final entre Sebastián Báez y Christian GarínEl saludo final entre Sebastián Báez y Christian Garín

Prensa Cordoba Open

El saludo final entre Sebastián Báez y Christian Garín (Prensa Cordoba Open/)

El amanecer de 2021 lo encontró en el puesto 308° y en el final del año, llegó al 98°. Y sigue adelante, no se conforma con nada. Báez es una de las raquetas más valiosas de la nueva generación de valores que no se conforma con ser parte del Top100. En el horizonte, aparece el equipo de Copa Davis. Este viernes, Guillermo Coria debe anunciar el equipo para la serie ante República Checa del 4 y 5 de marzo como local. Y es muy probable que Báez tenga su chance. Todos lo esperan, él lo espera.

Si resulta elegido, lo sabrá antes de salir a jugar su partido de los cuartos de final, ante el ganador del partido que deben jugar el chileno Alejandro Tabilo y el español Carlos Taberner.

Competitivo, explosivo y rápido, jugó como si estuviera en su club. La cara de Mariano Puerta, el entrenador de Garín, lo decía todo: no lo podía creer. El chileno fue al baño y tardó más tiempo de lo debido luego de la paliza sufrida en el segundo parcial y, cuando volvió estuvo cerca de quebrar el servicio del combativo jugador argentino. No hubo caso: Báez tapó todos los frentes.

Sebastián Báez tiene todo para ser el futuro del tenis argentinoSebastián Báez tiene todo para ser el futuro del tenis argentino

Prensa Cordoba Open

Sebastián Báez tiene todo para ser el futuro del tenis argentino (Prensa Cordoba Open/)

“Cuando uno tiene buenos resultados incorpora una confianza que te acompaña en los momentos complicados, que te ayuda a tratar de jugar mejor, pero esa confianza se crea con una base sólida. En los momentos en los que no estoy tan lúcido o estoy nervioso intento enfocarme en lo táctico, pensar en la estrategia, en las jugadas”, le contó días atrás a La Nación. La confianza va en aumento. Y por eso festeja con efervescencia, luego de un extraordinario último set. Báez es cosa seria.

Luego del triunfo, recibió un gran reconocimiento desde Buenos Aires: fue invitado a participar de la gran fiesta del tenis a partir de la semana próxima. El ex número 1 del mundo junior jugará el main draw del tradicional torneo por primera vez en su carrera, después de tener un gran 2021, en el que obtuvo 6 títulos en el circuito Challenger y llegó a semifinales del NextGen ATP Finals.