El Open de Australia pasa factura a varias figuras del tenis femenino

El Open de Australia nos ha dejado sonrisas y lágrimas en el ranking del circuito WTA. Entre las tenistas que sonríen están la australiana Ashleigh Barty, la checa Barbora Krejcikova, la polaca Iga Swiatek y la estadounidense Danielle Collins. Barty logra ampliar su liderato mientras que Krejcikova, Swiatek y Collins suben posiciones para establecerse en el Top-10.

Sin embargo para muchas jugadoras ha pesado mucho el Open de Australia y eso ha provocado que sufran una caída considerable en el ranking WTA de esta semana. De hecho, dos jugadoras como Simona Halep y Petra Kvitova, habituales del Top-10 en los últimos años, esta semana figuran en los puestos 23 y 24 de la clasificación. Junto a ellas también cabe destacar la caída de Bianca Andreescu, campeona del US Open en 2019, y que esta semana aparece en el puesto 47.

Especialmente llamativas son las graves caídas en la clasificación de las dos últimas campeonas del Open de Australia: la japonesa Naomi Osaka, campeona en 2021, y la estadounidense Sofia Kenin, campeona en 2020. Osaka se desploma en la clasificación al no poder defender los 2.000 puntos como campeona y esta semana pierde 71 posiciones para figurar en el puesto 85 con 826 puntos. Más impactante es la caída en el ranking de Sofia Kenin, que tras verse sorprendida en primera ronda por Madison Keys, cae 82 puestos y esta semana aparece en el puesto 95 con 771 puntos.

También cae en la clasificación la checa Karolina Muchova, que no compitió en el Open de Australia después de alcanzar las semifinales el año pasado y eso ha provocado que esta semana pierda 35 puestos y baje al puesto 66 del ranking. En una situación similar se encuentra la estadounidense Jennifer Brady, finalista del Open de Australia en 2021 y que no ha podido participar por lesión. Por esta razón Brady ha perdido 82 posiciones en la clasificación y ha salido del Top-100 al quedarse con 653 puntos.

Las hermanas Williams, fuera del Top-100

La ausencia de Serena Williams en el Open de Australia también ha tenido serias consecuencias para la tenista estadounidense en cuanto al ranking ya que, esta semana, Serena Williams aparece en el puesto 244 de la clasificación con 281 puntos. Más abajo aparece su hermana Venus, que esta semana figura en el puesto 464 tras caer 117 posiciones después de no jugar un partido oficial desde el torneo de Chicago el pasado mes de agosto.