Ferrari arranca 2022 con «un momento muy especial»

Un simple vídeo de menos 20 segundos basta para emocionar a los tifosi. Un primer plano de los ojos de Leclerc y Sainz, y luego de sus caras, con un sonido inconfundible de fondo, el del motor Ferrari rugiendo. La primera vez que la nueva unidad de potencia roja, bautizada como 066/7, cobra vida en las dependencias de la fábrica de Maranello, concretamente en la zona de montaje. El inicio de una época de esperanza, la que trae consigo el F1-75 que se presentará el 17 de febrero, tuvo lugar poco después de las 17:00.

«Este es un momento muy especial, más que en ocasiones similares en años anteriores», admite Mattia Binotto, jefe de la Scuderia y uno de los pocos miembros que vivió in situ el tradicional momento de cada inicio de temporada, el resto siguió los 30 segundos que rugió el Ferrari en sus monitores por normativa COVID. «El F1-75 es un coche completamente nuevo y es la culminación de un viaje que todos comenzamos juntos hace unos años, trabajando como un equipo unido y decidido», agrega el jefe italiano.