El Betis vuela a semifinales con otro festival goleador

El Betis vuela hacia la semifinales y presenta su candidatura para alzar esta Copa del Rey. El equipo verdiblanco se deshizo de la Real Sociedad en el Reale Arena con otro festival goleador con el que mete miedo a sus rivales, demostrando que va muy en serio en esta competición. El equipo de Pellegrini quiere la Copa, y está en unos momento se forma que realmente da miedo. Le da igual quien se ponga delante, le da igual que tenga que jugar contra el factor campo. Le da igual todo. Tira de una eficacia terrible, de un fútbol práctico pero al mismo tiempo machacón, y sobre todo no tiene ninguna piedad.

Que se lo digan a Juanmi Jiménez. Con su doblete puso en órbita a su Betis y aniquiló la ilusiones de su ex equipo, una Real muy desdibujaba, que empezó mal el partido y lo acabó peor, con un resultado de los que duelen mucho y que pueden pasarle factura en el futuro. En medio, no tuvo nada de suerte, y todo lo que le podía salir mal, le salió peor. Pero el Betis fue mejor. Desde el principio hasta el final. Y acabó clasificándose para las semifinales de forma brillante con otro festival goleador. Va ganando de cuatro en cuatro, dejando en la cuneta rivales sin piedad, la que tampoco tuvieron los ex realistas, Juanmi, Canales y Willian José, claves los tres en el abultado resultado final. Hablábamos en la previa de la ‘armada Real’ del Betis, pues la armaron bien en el Reale Arena. Pellegrini vuelve a demostrar que son firmes candidatos a levantar esta Copa. En el camino han dejado a uno de esos aspirantes que la han levantado no hace tanto.

El partido comenzó con ritmo, tal y como se esperaba de dos equipos a los que nos les gusta especular, que salen siempre en busca de su rival, con la pelota como compañero fiel de fatigas. La Real quería impregnarse de la ilusión que se respiraba en el ambiente de un Reale Arena vestido con sus mejores galas, a pesar de la restricción de aforo. Y aceleraba en busca del gol que le tranquilizara los nervios lógicos de no fallar delante de su gente. Y el Betis aguantaba de pie, como ese boxeador que sabe como encajar los golpes de su oponente, esperando el momento adecuado para responder con más fuerza e intención. Se presumían goles, al menos ambos los suelen buscar. Y fue el Betis es el que se fue posicionado cada vez mejor sobre el terreno de juego. Adelantó su línea de presionó, ahogó la salida de balón de la Real y le hizo estar muy incómodo. Los donostiarras estaban como sobrepasados por la situación, con la sensación de estar acomplejados por los precedentes coperos contra el Betis, que literalmente volaba en la primera parte sobre el césped de Anoeta.

Escudo/Bandera R. Sociedad

Copa del Rey

*Datos actualizados a fecha 3 de febrero de 2022

Fruto de ese buen arranque del Betis llegó el tempranero gol de Juanmi Jiménez, que remató en el área pequeña un servicio de William Carvalho después de pelear una pelota en línea de fondo en la que le gana la partida a Guevara. Era el minuto 12 y el escenario cambiaba completamente. El equipo verdiblanco pasaba a jugar muy cómodo y el txuri-urdin tenía que remar contracorriente, y no se encontraba, porque no encontraba a Merino y Silva, muy apagados todo el partido. Los primeros veinte minutos del Betis fueron para enmarcar, y los de la Real para olvidar. Se tranquilizó el Betis y permitió a la Real crecer un poco para rozar el empate, que pudo llegar con un gol de Januzaj anulado por fuera de juego muy discutido de Oyarzabal en el origen de la jugada. Remiro evitó el 0-2 antes del descanso y el partido se fue con ese ajustado resultado a los vestuarios.

Salió la Real con otro brío en la segunda parte, con intención de encontrar pronto el empate para cambiar la dinámica del partido. Pudo hacerlo Isak, pero su remate en boca de gol se lo sacó Rui Silva cuando tenía toda la portería para marcar. Parecía más difícil fallarlo que meter el balón en la portería, pero también hay que dar mérito al portero verdiblanco que sacó una mano fantástica para evitar que los realistas se metieran en la eliminatoria. Todo lo que le tenia que salir mal a la Real, le salía peor. Y el Betis todo lo contrario. Se crecía según pasaban los minutos, porque Juanmi convertía en oro todo lo que le tocaba. El delantero de Coín hacía el 0-2 a la hora de juego y el Betis empezaba a poner tierra de por medio en el marcador. Tremendo pase de Canales para la carrera de Alex Moreno, Zaldua no acertaba a cortar el balón y el lateral ponía un caramelo para que Juanmi, otra vez, al primer toque volviera a marcar.

La Real lo empezaba a ver todo negro. Al Betis se le abría el cielo. Más cuando, de nuevo, Zaldua cometía un penalti al pegarle el balón en la mano. Willian José ponía el motivo del encuentro, porque el brasileño pedía la pelota para tirar la pena máxima. Debió dejar cuentas pendientes en Donostia, porque sino no se entiende. Marcó, claro, engañando a Remiro, y se señaló el escudo del Betis. Ya lo explicará, si quiere. Pero su gol, sea como fuere, terminó de hundir a una Real muy tocada, y que ni el gol del honor pudo marcar, porque el palo se lo negó a Portu. Y mientras, el conjunto bético culminaba su festival con otro balón a la espalda de Zaldua, que sufrió una barbaridad en el segundo tiempo, para Aitor Ruibal pusiera el broche de oro a su brillante clasificación para semifinales. La Real tendrá que hacer examen de conciencia, porque está eliminación es de las que hacen mucho daño.

Cambios

Martín Zubimendi (45′, Ander Guevara), Willian José (65′, Borja Iglesias), Sörloth (72′, Januzaj), Rafinha (72′, David Silva), Aitor Ruibal (76′, Juanmi), Portu (82′, Isak), Joaquín (87′, Canales), Rodri (87′, Fekir)

Goles

0-1, 11′: Juanmi, 0-2, 56′: Juanmi, 0-3, 82′: Willian José, 0-4, 86′: Aitor Ruibal

Tarjetas

Bartra (37′,Amarilla) Zaldua (81′,Amarilla

About The Author