Una foto descompensada

El Barça cerró el mercado de invierno con cuatro altas (Daniel Alves, Ferran Torres, Adama y Aubameyang) y las bajas de Iñaki Peña, Coutinho y Demir, más Agüero que tuvo que retirarse. En principio, da la sensación de que pesan más las altas, pero también de que el producto es algo desequilibrado. Xavi va a tener, a expensas de qué pase con Dembélé, nueve delanteros a su disposición, siete del primer equipo: Adama, Aubameyang, Ansu, Abde, Memphis, Braithwaite, Luuk de Jong, Ferran Jutglà y Ferran Torres. Procedentes del Manchester City y el Arsenal, dos clubes punteros y poderosos de la Champions, Ferran y Aubameyang son las grandes esperanzas de gol en la segunda parte de la temporada en el Barça, al que se le ha caído de los bolsillos un gol por partido esta temporada. Cerró el curso pasado con 2,33 goles por partido; esta temporada firma 1,3. El tema serça cómo repartir los minutos. Al Barça le quedan, como máximo, 26 partidos hasta que acabe la temporada. Todo, a repartir entre nueve delanteros.

La foto, pues, sale algo descompensada. Frente a todos los delanteros con los que cuenta, el Barça está sin laterales. En la derecha, Daniel Alves es el único jugador específico de esa posición en el que cree Xavi. El técnico desconfía de Sergiño Dest hasta el punto de que propuso al club que lo colocase en el mercado de invierno. Sergi Roberto, que ha jugado en esa posición, está lesionado. Y Mingueza se mueve en una posición intermedia entre lateral y central. Por esa escasez de efectivos, Araújo y Eric Garcia han debido jugar en ese puesto durante la temporada. Y han sufrido. El panorama en la izquierda es todavía peor. Sólo hay un jugador específico en ese puesto, Jordi Alba. Y aunque no ha contado para Xavi, Balde está lesionado desde ayer y estará seis semanas parado.

El centro del campo sí parece bien estructurado con Sergio Busquets, Frenkie de Jong, Pedri, Gavi y Nico son cinco jugadores fiables, y los cinco están sanos. Falta resolver quén es el relevo de Busquets cuando necesita oxígeno. Nico y Frenkie de Jong pueden jugar ahí; y hasta Xavi podría plantearse un doble pivote y adelantar a Pedri a la mediapunta. Riqui Puig, sin minutos desde el partido de Copa en Linares, ha preferido no moverse y tendrá difícil tener más oportunidades de aquí a final de curso.

Pero el overbooking real es la delantera en la que, curiosamente, y pese a tener nueve delanteros más Dembélé, no hay un solo zurdo. Ese está en el filial (Ilias). La foto final de este Barça 2021-22 sale, pues, algo descompensada.