Estados Unidos confina todas las cárceles federales tras una pelea entre pandillas que dejó dos muertos

Prisiones

La pelea despertó temores de violencia por represalia en otras instalaciones.

Todas las prisiones federales en Estados Unidos fueron confinadas tras una pelea de pandillas que dejó dos reclusos muertos en una instalación en Texas.

Otros dos prisioneros resultaron gravemente heridos durante los actos violentos en las instalaciones de alta seguridad de Beaumont el lunes, dijo la Oficina Federal de Prisiones (BOP por sus siglas en inglés).

La oficina dijo que estaba respondiendo con «mucha precaución», y agregó que el bloqueo era una medida temporal.

Es raro que tal medida se aplique a todo el sistema penitenciario federal, pero la sospecha de que en la pelea se involucraron presos de la MS-13, que están presentes en otras cárceles, propició tal decisión.

La mayoría de los prisioneros estadounidenses están recluidos en instalaciones administradas por el estado en lugar del gobierno federal.

La BOP tiene 134 instalaciones que albergan a más de 150.000 reclusos en EE.UU., según la información más reciente en su página web.

Cuando las prisiones se cierran, generalmente implica que los reclusos están confinados en sus celdas con restricciones impuestas al acceso de visitantes.

En un comunicado, la oficina dijo que por «razones de seguridad» no proporcionaría más detalles sobre su decisión, y agregó que creía que la medida sería «de corta duración».

Qué ocurrió en la cárcel de Beaumont

Los hechos violentos en las instalaciones de Beaumont en Texas, que tiene una población carcelaria de 1.372, presuntamente involucraron a miembros de la pandilla callejera MS-13, un brutal grupo delictivo establecido en Los Ángeles que tiene raíces en El Salvador.

La pelea generó preocupaciones sobre la violencia que amenazaba con extenderse a otras prisiones, informa la agencia Associated Press, citando fuentes informadas sobre la decisión de la oficina.

Los dos reclusos que murieron fueron identificados como Guillermo Rojas, de 54 años, quien había sido sentenciado por delitos violentos con arma de fuego; y Andrew Pineda, de 34, de quien se decía que era miembro de una pandilla conocida como La Mafia Mexicana.

Ningún miembro del personal de Beaumont resultó herido durante la pelea del lunes, dijo la BOP.

Se cree que La Mafia Mexicana tiene hasta 300 miembros en el sistema penitenciario. Según el FBI, la pandilla se compone de convictos actuales y anteriores que ocupan puestos de poder dentro de las instalaciones y ofrecen protección y trafican con drogas.

La pandilla MS-13, formada por inmigrantes que huyeron de la larga y brutal guerra civil de El Salvador, tiene reputación de violencia extrema.

El FBI estima que el grupo tiene hasta 10.000 miembros en EE.UU, lo que lo convierte en una de las organizaciones criminales más grandes del país.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

[embedded content]

About The Author