«Es el título más inesperado de mi carrera, un día inolvidable»

«No he bebido alcohol en los últimos cuatro meses (risas)». Así arrancó Nadal en su rueda de prensa cuando le dieron una copa de champán para brindar en la sala de prensa después de remontarle dos sets a Medvedev en la final del Open de Australia para levantar su 21º título de Grand Slam. «Es tarde. 21 títulos de Grand Slam, qué partido épico», dijo Craig Tiley, director del torneo. «Gracias, Craig», le contestó Nadal. «Nos enorgulleciste a todos. Va a ser algo que nunca, nunca olvidaremos. Enhorabuena también a ustedes (los periodistas). Gracias a todos por estar aquí a las 2:40 de la mañana», añadió el dirigente, que pasó unos días malos a cuenta del conflicto con Djokovic. Después, el campeón contestó a una buena batería de preguntas en inglés y en español.

¿Cree que está es una de las mayores gestas de la historia del deporte?

Es el título más inesperado de mi carrera y de los más emocionantes por todo lo que he vivido en los últimos meses. No voy a decir si es una de las mayores gestas del deporte, eso no me toca analizarlo a mí, pero sí que soy consciente de la dificultad que ha tenido el proceso. La final ha tenido un poco de todo. Ha habido un momento crítico total, con el 0-40 en el tercero, aunque no es menos cierto que en el segundo he tenido muchas opciones de llevármelo. Ha vuelto a ocurrir con el 5-4 en el quinto set y 30-0. Se me ha escapado y eso ha sido duro de aceptar, pero lo que no podía hacer era dejar de luchar.

Ahora es el líder en títulos de Grand Slam, ¿qué valor le da a eso?

Novak, Roger y yo hemos cumplido nuestros sueños. Ojalá termine siendo el que más tiene pero si no ocurre, bien por los otros porque mi carrera es infinitamente superior a lo que hubiera imaginado. En este momento de la historia soy el que tiene más, pero uno no puede estar constantemente mirando a lo que tienen otros. Evidentemente que me gustaría acabar la carrera como el que más tiene, pero es cierto que para mí no ha sido una obsesión.

¿Qué pensó después del último punto?

Estaba tan destrozado que no podía ni celebrar. Al final no sé ni que he hecho, no me acuerdo de cómo lo he celebrado, pero la emoción era muy grande por cómo había ido el partido. El público ha sido una pasada, no tiene nombre. No podía celebrar mucho con ellos porque estaba destrozado, normalmente los involucro más. Dentro de mí ha sido vital, va a ser inolvidable.

¿Es consciente de lo que significa usted para millones de españoles y cientos de millones de hispanohablantes?

El cariño que recibo de españoles y latinos significa mucho. Lo único que puedo decir es gracias y que me ayuda mucho a seguir. Siempre me he sentido valorado y querido en España, es una sensación increíble.

Es su mayor remontada en una final de Grand Slam, ¿cómo la ha visto?

Se juntó todo, el escenario, el impulso, lo que significa. Sí, probablemente ha sido la remontada más grande de mi carrera.

Dos sets abajo y con tres puntos de quiebre en el sexto juego del tercero ¿cómo pudo superar eso?

Pues no lo sé. La situación era crítica. Pero el deporte es impredecible, sobre todo si luchas hasta el final. Lo normal hubiera sido perder el partido en tres sets después de esa situación. Por otro lado, también tuve una gran oportunidad en el segundo. Me estuve repitiendo durante todo el partido, perdí muchas veces aquí teniendo oportunidades, a con un poco de mala suerte. Solo quería mantener la fe hasta el final, darme una oportunidad. Eso fue lo que hice. Luchar, tratar de encontrar una solución. Por supuesto, tuve suerte. Hubo muchos momentos que pudieron decidir la final. Ha sido inolvidable. Me siento muy afortunado. Al mismo tiempo, creo que luché mucho y trabajé mucho para tratar de volver al circuito y darme la oportunidad de seguir jugando al tenis.

Los números ahora dicen que eres el mejor de todos los tiempos. ¿Qué piensas sobre eso?

No, no quiero cambiar mi punto de vista, honestamente. Por supuesto, para mí es increíble lograr otro Grand Slam en este momento de mi carrera. Significa mucho para mí. Por supuesto, sé que es un especial, el número 21. Sé lo que significa y es grande. Pero desde mi punto de vista creo lo que dije el otro día. Es un día inolvidable. Nunca diré que lo merezco, porque yo creo que mucha gente lucha y mucha gente que se lo merece. Pero realmente creo que tengo un espíritu muy positivo. En los últimos seis meses, realmente luché mucho para tratar de volver. Han sido momentos muy, muy duros. Conversaciones, duras, sin saber si podría volver Pero, sí, me siento honrado. Me siento afortunado de lograr un título más. Es algo muy especial en mi carrera. No me importa mucho si soy o no el mejor de la historia. Honestamente hoy no importa mucho. Para mí se trata de disfrutar de noches como esta. Eso significa todo para mí. Significa aún más lograr el segundo Open de Australia, más que cualquier otra cosa.

¿Este es el mayor logro de su carrera teniendo en cuenta todo lo que ha pasado?

Es el más inesperado, sin duda. Y el más sorprendente creo que para todos. Para ustedes también, supongo. Para mí especialmente. Porque sé cómo llegué aquí. Ha sido una noche muy emotiva. Incluso ahora que estoy destrozado físicamente y no puedo pensar mucho, en realidad no recuerdo muchos momentos del partido. Sí reconozco el apoyo de la gente que ha sido enorme. Me emocionó mucho durante todo el partido. Casi no lo pude celebrar con ellos como siempre, pero sentirlo por dentro, todo el apoyo, me ayudó mucho durante el partido.

Medvedev dice que tuvo muchos problemas con el público y que eso le afectó. ¿Cómo lo vio usted al otro lado de la red?

No lo sé. Creo que Daniil es un gran campeón. Aceptó muy bien la derrota. Solo puedo darle las gracias porque ha sido una noche muy dura para él. Sé lo duro que es estar en su posición después de todas las oportunidades que tuvo. Fue amable conmigo. Entendió lo emotivo que estaba y lo importante fue este partido y este título para mí. Estuvo muy amable al final del partido. No sé si la gente le afectó. Es mejor tenerla de tu lado. Pero realmente creo que tiene un gran futuro. Él va a sentir este cariño del público en el futuro, porque se lo merece.

A menudo, dice que tiene que sufrir para ganar los grandes partidos. ¿Con el pie y con el tiempo que estuvo fuera estás sufriendo aún más de lo habitual?

No estaba preparado físicamente para estos tipos de batallas, honestamente. No me entrené lo suficiente para estar listo para eso. Pero esta noche ha sido muy especial. Di todo lo que tengo dentro. Estoy súper cansado en todos los sentidos. Ni siquiera pude celebrarlo. Pero era el día para darlo todo y lo disfruté. Disfruté de la pelea, de las emociones. Al final tener este trofeo conmigo lo significa todo. No puedo estar más feliz. Solo quiero recuperarme un poco y disfrutar.

¿Pero el pie le molestó?

Esta noche no hubo dolor en absoluto. Fui capaz de correr sin limitaciones. No sé lo que puede pasar mañana, pero me siento afortunado de podido sentirme libre para jugar al tenis. Es una sensación increíble. Sé que las cosas pueden cambiar porque, como expliqué el otro día, mi lesión es difícil de arreglar, imposible de verdad. Pero pude jugar durante un mes. Eso es mucho, algo inesperado, algo que me da mucha energía para seguir adelante.

¿Le da mucha confianza este triunfo?

No lo sé. Las cosas pueden cambiar rápido. Me siento afortunado de haber tenido la oportunidad de competir así durante el último mes. El pie pudo aguantar todo este estrés y por supuesto me siento más seguro de que voy a tener la oportunidad de seguir adelante, seguir luchando, seguir disfrutando de este hermoso deporte. Eso es lo que me hace feliz

¿Qué fue lo más difícil en su viaje de regreso al circuito?

La forma en que lo logré este trofeo fue simplemente inolvidable, uno de los partidos más emotivos de mi carrera tenística, sin una duda. Significa mucho para mí. Y siempre digo lo mismo. Cuándo te tuerces un tobillo o te rompes la muñeca, tienes un calendario de recuperación. Eso es mucho más fácil de aceptar. Pasé por este proceso un par de veces en mi carrera. Sabes que vas a tener cuatro meses libres y un calendario para seguir. Cada semana haces una cosa diferente y ves que mejoras y sabes que después de este período de tiempo lo normal es estar bien. Mi posición es completamente diferente. Intentamos cosas. Y durante un largo período de tiempo sin ningún éxito, con cero éxito. Después de todas las cosas que pasé en mi carrera, a mi edad hay dudas al saber que tienes una lesión de la que no te puedes recuperar. Mentalmente es mucho más duro, a veces desgarrador. Menos mal que tengo una gran familia siempre a mi lado, en los buenos y sobre todo en malos momentos. Sin ellos, no estará aquí. La fórmula para superar todo es el amor por el juego, la pasión, una actitud positiva y espíritu de trabajo. Y la suerte de tener gente a mi lado ayudando todos los días.