Prueba definitiva a Benzema

Karim Benzema hizo saltar las alarmas durante el duelo contra el Elche. El francés notó molestias durante la segunda parte y pidió el cambio a Ancelotti, consciente de que agravar un problema físico a estas alturas de temporada puede ser definitivo. Si bien las primeras exploraciones han sido optimistas respecto al tiempo que estará de baja (el primer diagnóstico habla de una contractura), será mañana, mediante una resonancia magnética, cuando se conozca el alcance real de la dolencia. Una vez se sepa el resultado, se podrá afinar con una fecha para su regreso a los campos.

El objetivo es claro: estar en la ida de los octavos de final de la Champions contra el PSG (15 de febrero). Ahora bien, no se descarta que vuelva antes. Incluso, si los primeros presagios se confirman, podría estar contra el Athletic en cuartos de Copa (3 de febrero). Sin embargo, Ancelotti seguirá su política con los lesionados y no correrá ningún riesgo innecesario, por lo que regresará cuando se encuentre al 100%.

El delantero ya ha comenzado a trabajar para acelerar la recuperación. A pesar de ser su día libre, hoy ha estado más de tres horas en la Ciudad Deportiva tratándose con los fisios del club en un nuevo gesto de compromiso y profesionalidad del segundo capitán blanco. Sus 24 goles y nueve asistencias en 28 partidos esta temporada marcan la importancia del delantero en el equipo.