Dos fichajes para ganar LaLiga

«LaLiga es este año o nunca», decía (por lo bajinis, porque el discurso oficial lo convierte en un tabú público) más de uno que trabaja en las entrañas de Sánchez-Pizjuán después de que el Real Madrid fuera capaz solamente de rescatar un punto contra el Elche. Un empate que convertía en relativamente buena también la igualada del Sevilla ante el Celta tras remontar otro 0-2.

Horas después de que terminara esa jornada, con el Sevilla aún a cuatro puntos del líder y el puesto Champions más o menos consolidado, el delantero francés Anthony Martial aterrizó en la capital hispalense para firmar como cedido en el club de Nervión. Martial ha pasado reconocimiento médico y después firmó a préstamo por lo que queda de esta campaña. El Sevilla se hace cargo de su parte del salario y se reserva la opción de lograr su cesión otra temporada más. Esta noche se ha hecho oficial por parte del club.

Con 26 años y después de calentar bastante banquillo últimamente en el Manchester United, Martial pretende darle el giro definitivo a su carrera y ganarse un sitio con Francia en el Mundial de Qatar. Nervión aguarda su máximo nivel con ilusión e impaciencia. Se trata de un fichaje mediático, sin duda, entre otras cosas porque el club blanquirrojo ha ganado la batalla a algunos mastodontes europeos, como la mismísima Juventus de Turín. Pero Martial es mucho más que eso: Monchi y Julen Lopetegui esperan que el delantero le dé el salto de calidad definitivo a una delantera que lleva muchos meses en tenguerengue, con En-Nesyri primero lesionado y ahora mismo en la Copa África, tirando del discutido Rafa Mir y de Iván Romero, un chico de la cantera.

Un milagro, para muchos. Los goles del propio Mir, al que alivian los números, y el renacimiento de Lucas Ocampos han permitido que el Sevilla siga convertido en la gran y ahora mismo única alternativa al Real Madrid en LaLiga, y también que siga vivo, eliminado de Champions, al menos en la Europa League. Con Papu Gómez entre la banda y un mayor rendimiento en el mediocampo, Lucas parece el único fijo en un ataque sevillista que se remodelará casi por completo con las llegadas del propio Martial y del mexicano Tecatito Corona, que ha dejado muy buenas sensaciones en sus primeros minutos.

Escudo/Bandera Sevilla

En-Nesyri y Munir, los otros delanteros del equipo, regresan a Sevilla como muy tarde el 10 de febrero, con lo que se perderán a lo sumo uno o dos partidos más. Especialmente importante será comprobar el estado físico del primero, Youssef, al que entre lesiones y Covid sólo se ha podido empezar a ver en esta Copa África con Marruecos. A poco que el ariete de Fez adquiera parte de la forma que mostró la campaña pasada, en la que hizo 24 goles, el Sevilla se ganará el billete para soñar con otro título. La Europa League de su final en Nervión… O, «este año o nunca», el a menudo utópico título de Liga.