Nadal mide su mejoría ante el ‘cafetero’ Mannarino

Rafa Nadal se entrenó este sábado en la pista 19 del Centro Nacional de Tenis de Melbourne en medio de una gran expectación y bajo el abrasador sol oceánico, que trae consigo una ola calor sofocante, con temperaturas superiores a los 30 grados. Lo hizo de manera suave, peloteando con Marc López y Carlos Moyá. Algunos intercambios y saques durante una hora. Se había acostado muy tarde la noche anterior después de ganar en tercera ronda a Karen Khachanov y atender a los medios de comunicación sobre la 1:00 hora local.

Así se mantuvo activo para afrontar el partido de octavos del Open de Australia que le enfrentará este domingo (no antes de las 4:00 hora española, Eurosport) a Adrian Mannarino por tercera vez (2-0 a su favor en el cara a cara), un rival que fue a la cama aún más tarde que él. El francés de 33 años y 69º del mundo venció a otro ruso, Aslan Karatsev en un encuentro que terminó sobre las 2:34 y arrancó a las 21:54. Mannarino le explicó a L’Equipe cómo se había preparado para aguantar despierto y concentrado a esas horas. «Me tuve que tomar cinco cafés antes. No me importaba tener problemas para dormir después con tal de estar en forma para competir».

En las declaraciones que hizo tras su triunfo para los medios franceses, Mannarino contó cómo estuvo a punto de perder la motivación el año pasado por culpa de las lesiones y de los efectos de la pandemia. «Estaba encerrado en la habitación todo el rato por el tema de las burbujas y no lo pasaba bien en la pista. Perdía y me daba igual, estaba desorientado. Por suerte, he vuelto por el buen camino y encontrado motivación al vencer a rivales importantes».

Halagos del balear

«Mannarino está jugando muy bien. Su partido contra Hubert (Hurkacz) fue una sorpresa. Ganarle en tres denotó que está haciendo las cosas muy bien», dijo Nadal tras completar su “mejor partido” en lo que va de torneo, cuando le preguntaron sobre su próximo oponente, un tenista peculiar, de golpes planos con movimiento corto, que intentará cortarle el ritmo al español.

Cuadro masculino del Open de Australia.