Carreño, contra Berrettini a por la venganza de Equelite

Pablo Carreño, un jugador acostumbrado a alcanzar cotas altas en los Grand Slams, no sentirá vértigo cuando se enfrente este domingo (sobre las 10:45, Eurosport) en octavos del Open de Australia a Matteo Berrettini. Ya ha llegado hasta donde debía por su ranking (21º) y todo lo que haga a partir de ahora será para «dar un pasito más adelante» para mejorar su trayectoria y su clasificación. Pero en este partido le va algo más. El italiano, número siete del mundo, eliminó en el desempate del quinto set en la tercera ronda a su amigo y compañero de entrenamientos en Villena, Carlos Alcaraz. Así el gijonés intentará consumar la venganza de Equelite, la Academia que regenta Juan Carlos Ferrero, entrenador del murciano, y en la que ambos tenistas se preparan y conviven habitualmente, en las acogedors cabañas que hay en las instalaciones.

«Hablaré con Carlos, con Juan Carlos y con Albert (Molina, su agente y el de Alcaraz, porque las sensaciones que se ven en pista son más reales. Me podrán decir cosas que hayan visto desde fuera y desde dentro», confirmó Carreño después de vencer en un gran partido el viernes al estadounidense Korda. Esa fue su victoria número 50 en Grand Slams, una cifra que sólo han alcanzado en el tenis español otros 15 jugadores. Nunca se ha enfrentado a Berrettini y le parece “raro, porque lleva unos cuantos años en el circuito”.

De la derrota que encajó Alcaraz, Pablo extrae algo positivo por la parte que le toca. «Al menos, me lo ha dejado tocado, espero poder aprovecharlo», dice medio en broma, medio en serio. El asturiano es una constante positiva en el tenis de la Armada en los últimos años. Junto con Nadal y Bautista, el más representativo. Bronce olímpico en Tokio, campeón de la Copa Davis en 2019, ganador de seis títulos, uno de ellos el ATP 500 de Hamburgo el año pasado, dos veces semifinalista del US Open y top-10, entre otros méritos. «Está bien llegar a la cuarta ronda, pero la diferencia entre los que están arriba la marca los partidos en los que se enfrentan. Y yo aspiro a volver a estar entre los diez mejores». Así es Carreño, un tenista ambicioso.

Cuadro masculino del Open de Australia.