La polémica en San Mamés: controvertida mano de Piqué en el área…

Con el Athletic en pleno fervor ofensivo, Gerard Piqué bloqueó un remate de cabeza de Sancet con el brazo. Al filo del descanso, se aprecia con claridad cómo el balón golpea en la extremidad del central blaugrana, pero la tiene pegada al cuerpo, no hace intención alguna de tocar la pelota con la mano y está en posición completamente natural. No dudó Munuera Montero en directo, pero, debido a que la jugada fue complicada de apreciar, tranquilizó a los futbolistas locales con la existencia del vídeoarbitraje. Desde arriba, confirmaron al colegiado que había acertado y que continuara el partido con normalidad.

Iturralde González, árbitro del Carrusel Deportivo de la Cadena SER y de AS, analizó en antena la jugada. De primeras, ya le pareció que la posible infracción no era suficiente como para señalar pena máxima: «Piqué tiene la mano abajo, aunque le toque la pelota no es punible«. Algo que confirmó tras ver la acción repetida: «Incluso se ve que la está intentando quitar. No hay nada».

En la recta final, Iñigo Martínez marcó el segundo gol tras empujar en el segundo palo a placer. Antes, peinó Berenguer, que no estaba en fuera de juego como si estaban otros compañeros. Tras un breve parón de revisión, el VAR confirmó que el tanto era legal. No así el del propio Berenguer, ligeramente adelantado tras un envío desde el costado derecho de Williams.

Ya en la prórroga, Piqué golpeó con el brazo a Berenguer en la cara. El jugador local cayó al suelo algo dolorido. El central blaugrana ya tenía una amarilla y el Athletic reclamó la segunda. Iturralde tiene dudas con la acción: «Está ahí ahí. Se sacan amarillas y rojas muy fácilmente».