Badosa se supera

Paula Badosa dio este miércoles en Melbourne otro paso adelante en su carrera. La española se clasificó por primera vez para la tercera ronda del Open de Australia después de vencer sin demasiadas dificultades a Martina Trevisan (6-0 y 6-3 en 71 minutos). «Para mí significa mucho. Es un sueño hecho realidad. En España parece poco por todo lo que ha ganado Rafa», explicó. Esta es su cuarta participación en el torneo, la primera como cabeza de serie (8ª), y por las sensaciones que da en pista parece que puede llegar muy lejos. De momento, el viernes se enfrentará a una amiga: la ucraniana de 19 años y 66ª del mundo, Marta Kostyuk, que pudo con Sara Sorribes (7-6 (5) y 6-3 en 1h53). El fuerte viento que sopló en la pìsta 1573 perjudicó más a la castellonense, de golpeo menos potente que el de su rival, que hizo 33 winners contra los nueve de Sara. Una pena, porque estuvo cerca de llevarse una primera manga que inició con un 3-0 a favor y en la que estuvo con 5-4 y saque.

«Estoy muy feliz por haber ganado a una jugadora complicada y luchadora a la que admiro. Perdí aquí, en esta pista, la Rod Laver Arena, contra Kvitova, y ganar aquí ahora dos años después significa mucho para mí», dijo Badosa, que explicó con gracia que el hecho de ganar a Barty el año pasado la hizo pensar que podía “vencer a cualquiera”.

La española se marcó un primer set tremendo, con un filo (rosco en italiano) que no pudo evitar de ningún modo Trevisan, florentina de 28 años y 111ª del mundo que tuvo que jugar la previa para estar en el cuadro principal. En esa primera manga, Paula perdió sólo cuatro puntos con su saque (ocho al final del encuentro) y apenas cometió otros cuatro errores no forzados (15 en total). Su seguridad y buena mano, desarmaron a una rival que empezó a encontrar algunas soluciones en el segundo parcial, tras salvar cuatro opciones de quiebre en el primer juego. Cambiando alturas, intentó incomodar a Badosa, molesta en los turnos de servicio que tuvo que hacer de cara al sol.

No obstante, la tenista nacida en Nueva York rompió para el 3-2 y consolidó una ventaja que ya no cedió hasta el final del partido. La española, que jugó con el muslo derecho vendado y sus habituales tapes en el hombro del mismo lado ( «Hoy he estado mejor físicamente y tengo bastante margen para recuperar», advirtió), está en racha de siete victorias en Oceanía. Desde el inicio de la temporada 2021, su marca es 50-18. «Ha llegado para quedarse». Lo dice su compañera y rival Garbiñe Muguruza. Ahora le espera Kostyuk: «He seguido a Marta mucho. Es muy talentosa y tiene mucho potencial, así que tendré que sacar lo mejor de mí».

Cuadro femenino del Open de Australia.