Descanso: Sergio no remienda

Descanso

Con Sergio, todo sigue igual. El Cádiz es un equipo nervioso, desdibujado y sin confianza. Un drama que no gana en casa desde mayo y se hunde, cada jornada que pasa, un poco más en el lodo del descenso. 

Ha sido muy inferior al Espanyol, que está ganando sin hacer nada extraordinario. Darder dio un pase raso entre los centrales y, con esa insultante simpleza, Morlanes se plantó ante Ledesma e hizo el 0-1. RDT pudo hacer el segundo con una vaselina justo antes del descanso.

El Cádiz, sin ocasiones claras, sí pidió un penalti sobre Lozano: el empujón fue muy ligero, insuficiente. Sigue el drama en la Tacita y la afición, incondicional pese al frío u horario, les ha despedido con una sonora pitada. A sus jugadores… Y a la directiva.

El enfado es con todo y con todos.