Nadal: «Nunca he perdido la ilusión y el espíritu de trabajo»

Contento por ganar su 89º título, en el ATP 250 de Melbourne tras vencer en la final al estadounidense Maxime Cressy, Rafa Nadal atendió a los medios de comunicación para explicar sus sensaciones y las expectativas que tiene de cara al inminente Open de Australia (17 al 30 de enero). 

19 años seguidos de títulos: «Bueno sí son muchos años, ¿no? Evidentemente después de todo, de los años que llevamos, y después también de muchos problemas físicos que he ido teniendo y a los que me he tenido que enfrentar, pues significa mucho tener un año más al menos ganando un título. Es algo especial. Ganar siempre es especial sea el torneo que sea y al final es un título más para mi currículum».

Meses complicados: «Muy feliz por ello y también muy feliz por de dónde venimos, por todo el trabajo que hemos hecho. Yo creo que he tenido a mi familia, al equipo de manera incondicional durante todos estos meses que realmente han sido muy, muy complicados. Ha habido muchas dudas, las sigue habiendo, no nos vamos a engañar. Al final este es solo el comienzo, pero es un comienzo positivo y realmente estoy muy satisfecho».

Satisfacción personal: «No soy muy de decirlo, pero creo que de alguna manera estoy bastante satisfecho a nivel personal, porque he pasado por muchos momentos complicados y la verdad es que nunca he perdido la ilusión y el espíritu de trabajo con una actitud adecuada. Recoger la recompensa con un título siempre vale la pena».

Buena actuación: «El partido de hoy ha sido el mejor de la semana sin ninguna duda para mí, sinceramente. He hecho una semana de entreno muy buena, sobre todo teniendo en cuenta que tuve que estar 10 días en casa sin poder salir, sin poder entrenar. La semana de preparación creo que, poniéndola dentro del contexto, ha sido fantástica. Después el nivel de tenis durante la competición no ha sido tan bueno, sobre todo en los dos primeros partidos. Ha habido más dudas como son lógicas también. No nos vamos a engañar, no esperaba llegar aquí y jugar a un nivel altísimo después de todo lo que ha ido pasando, pero hoy sí que ha sido un partido muy positivo contra un rival que era muy incómodo, muy difícil la verdad. Y he hecho muchas cosas bien. He sacado y restado bien, he estado bien desde el fondo, creo que he jugado los puntos de una manera mucho más pausada, con mucho más temple a la hora de golpear la pelota. Los movimientos iban más fluidos y en general he hecho muchas cosas mejor de las que hice el día anterior».

Confianza y expectativas: «Confío en que esto me sirva para mirar hacia adelante con positivismo, para coger energía también para esta semana de entreno que va a ser importante. Es un día para disfrutar del título no para pensar mucho más allá, sobre del Open de Australia. Sé que vengo en una situación muy complicada y las expectativas entiendo que siempre son altas porque al final he conseguido lo que he conseguido en mi carrera, pero yo vengo con un approach un pelín diferente, a intentar que me sirva cada día, cada entrenamiento. Y a día de hoy pues no me siento un candidato real para lo que pueda venir dentro de una semana. Después, nunca se sabe. Las cosas cambian rápido en el deporte y luego tengo que hacer es estar preparado para lo que pueda pasar. Si las cosas van mejorando, pues aquí estaré y como siempre y porque me conocéis, sabéis que voy a dar el máximo e intentar darme las opciones. Por algo estoy aquí, pero mi único objetivo es seguir mi camino, trabajar bien durante toda la semana y a ver si llego bien preparado».