Rusia se salva pese al tropiezo de Medvedev e Italia se complica

Daniil Medvedev es un seguro de vida para Rusia, el común denominador de los éxitos de un país que ahora domina el tenis por equipos tanto masculinos como femeninos. El moscovita acumulaba 10 victorias consecutivas entre ATP Cup y Copa Davis, dos torneos que ha ganado su nación gracias, en gran parte, a la rocosidad del número dos del mundo cuando representa los colores rojo, azul y blanco. Pero este domingo, Medvedev cayó ante Ugo Humbert, un tenista con un juego paciente y táctico que ya se le atragantó en su anterior enfrentamiento, hace dos años en la tierra batida de Hamburgo. En pista dura, Daniil también sufrió y no pudo vengarse en el Ken Rosewall Arena de Sídney: 6-7 (5), 7-5 y 7-6 (2) en 2h55.

Como su compatriota Roman Safiullin, esta vez el verdadero «héroe del día» como reconoció el propio Medvedev, había logrado un sufrido triunfo frente a Arthur Rinderknech (2-6, 7-5 y 6-3 en 2h25), el punto de dobles resultó decisivo y ambos, que nunca habían competido juntos, se impusieron a los veteranos especialistas y compenetrados Fabrice Martin (35 años) y Edouard Roger-Vasselin (38), que suman 29 títulos entre los dos, por un doble 6-4 en 74 minutos para salvar la eliminatoria (2-1). Al Oso hay que reconocerle que tuvo aguante y agallas para emplearse a fondo tras haber hecho antes un esfuerzo baldío y frustrante de tres horas en pista. Celebró con rabia, como pocas veces se le ve, los puntos decisivos.

Durante el inicio de la serie, Humbert tuvo un 4-1 en el desempate del primer set, que de haberlo aprovechado podría haber cambiado mucho el signo del encuentro. Porque el segundo lo ganó tras remontar un 3-0 de salida con valentía y mucho mérito, pese a cometer 26 errores no forzados (acabó con 61). En la tercera manga, el campeón del último US Open se escapó (3-1), pero volvió a reaccionar el galo y metió el miedo en el cuerpo de su rival, al que hizo correr mucho por lo que tuvo que pedir que le masajearan los muslos. Sus saques los contestó más que bien Humbert, que al final, pese a su tremendo desgaste y el riesgo con el que se empleó, reventó a Medvedev.

Victoria salvadora

Antes, Safiullin (24 años y 167º) pudo con Rinderknech (26 y 58º) gracias a su buen desempeño al resto, con el que compensó sus carencias al servicio. En ese apartado, el francés le castigó con 13 aces. Ambos se rompieron el saque cuatro veces y el partido se decidió por pequeños detalles. Rusia, vigente campeona, sufrió pero no cede, aunque no tenga a Rublev, Karatsev ni Khachanov.

Australia da la campanada ante Italia

En la otra eliminatoria del Grupo B, la anfitriona Australia dio la gran sorpresa de la jornada tras derrotar a la poderosa Italia de Jannik Sinner y Matteo Berrettini por 2-1, dejando al combinado transalpino en una situación muy delicada para luchar por las semifinales.

La jornada empezó muy bien para Italia con la victoria del número dos italiano Jannik Sinner ante Max Purcell por un contundente 6-1 y 6-3. Sin embargo la situación para Italia se complicó después de que Alex de Miñaur despertase a la grada de Sidney con su gran victoria ante el número uno italiano Matteo Berrettini por 6-3 y 7-6 (4) para llevar la eliminatoria al partido de dobles.

En el partido decisivo los australianos John Peers y Luke Saville, con más experiencia en los partidos de dobles, superaron en dos mangas a la pareja formada por Matteo Berrettini y Simone Bolelli por 6-3 y 7-5, dando alas a una Australia que sueña con la sorpresa ante su público mientras que Italia se complica la vida en el primer gran torneo de la temporada.

Resultados de la ATP Cup.