El Chelsea abre las puertas al fichaje del Atlético

El futuro de Kieran Trippier parece cada vez más alejado del Atlético de Madrid. Al interés del Newcastle por ficharlo se une el del Chelsea. El club inglés necesita reforzar el costado derecho después de la inoportuna lesión de Reece James, dos meses fuera de los terrenos de juego, más la ausencia de larga duración de Ben Chilwell. Ambas bajas han hecho saltar las alarmas en el campeón de Europa. Tuchel quiere algún refuerzo en la zona derecha del campo y según apunta The Guardian, Trippier, es una opción que se ha puesto encima de la mesa en las últimas horas en Stamford Bridge. El Newcastle tenía muy avanzada la llegada del defensa del Atlético pero el Chelsea puede hacer un esfuerzo de última hora por el internacional británico. Si el inglés abandona la disciplina del Atlético, la entidad del Metropolitano obtendría una buena cantidad de dinero para invertir en la incorporación de un lateral derecho. Cuando Trippier no ha podido jugar, el Cholo le ha dado la oportunidad a Marcos Llorente o a Vrsaljko.

Trippier llegó al Atlético de Madrid en 2019 procedente del Tottenham por 22 millones de euros. El inglés se asentó desde el primer momento en el lateral derecho de los rojiblancos haciendo olvidar a Juanfran y se ha convertido en una pieza fundamental para Simeone tanto en defensa de cinco con tres centrales y dos carrileros como en defensa de cuatro. En su primera temporada jugó 33 encuentros en los que dio cinco asistencias. Su segunda campaña, la 2020/21, disputó 41 encuentros con seis pases de gol y se proclamó campeón de LaLiga. Esta temporada suma 17 partidos entre LaLiga y Champions. Sin embargo, los cantos de sirena de la Premier League, primero del United y ahora de Newcastle, que le convertiría en el mejor pagado de la plantilla, y Chelsea le hacen mirar de nuevo a las islas.

Escudo/Bandera Atlético

Frente a esta situación el pasado 24 de diciembre se produjo una reunión entre dirigentes y cuerpo técnico del Atlético con el jugador para aclarar su futuro. El lateral británico, de 31 años, tiene contrato con los rojiblancos hasta junio de 2023 y está valorado en 18 millones de euros por el portal especializado Transfermarkt.