Urge revisión

El Atlético necesita actualizar la versión del partido a partido de Simeone. El equipo rojiblanco tiene que aplicarse el famoso eslogan del entrenador rojiblanco de cara a 2022 y, sobre todo, ante su futuro en LaLiga. Los rojiblancos están fuera de los puestos de Champions y eso sí que hace daño a una entidad que se ha forjado su actual estatus por disputar todos los años la Liga de Campeones. Urge una reacción, pues de lo contrario el Atlético lo pasará mal.

Simeone se ha ido de vacaciones dolido. Es una situación nueva, a la que no está acostumbrado. Diez años dan para mucho, incluso para perder cuatro partidos ligueros de forma consecutiva. Pero hay tiempo para reaccionar. Quedan veinte jornadas, 60 puntos en juego, y hay plantilla para quedar entre los cuatro primeros. El técnico le está dando vueltas a todo: al sistema de juego, a los futbolistas que están jugando mas y a los que tienen menos minutos….

Escudo/Bandera Atlético

La dirección deportiva no quiere darle vueltas a la cabeza pensando en los rivales por la Champions. En el Atlético saben que Real Madrid y Sevilla ocuparán dos de esos puestos. Quedan otros dos y ahora están Betis y Rayo Vallecano. Pero también pelearán por ellos Real Sociedad y Barcelona. Para dos puestos habrá cuatro equipos, descontando al Rayo, la gran sorpresa del campeonato, y próximo rival del Atlético. Que el equipo de Iraola aguante ahí arriba sería algo así como un milagro, pero no así Betis, Real y Barcelona. 

El Cholo habló con sus jugadores antes del encuentro ante el Granada. Y lo volverá a hacer tras las vacaciones. El técnico tiene esta semana para pensar si hace algún cambio importante en el equipo o si sigue más o menos como hasta ahora. Pero tiene que dar un giro o intentar algo diferente.

La situación es bastante mejor que hace dos temporadas, cuando la competición se paró por la pandemia. Entonces el Atlético tuvo que reaccionar, lo hizo, y se metió en Champions. Ganó siete de los once partidos que restaban para la conclusión del campeonato, no perdió ninguno y se metió entre los cuatro primeros (acabó tercero). Ahora hay más partidos por delante, pero la idea es que los jugadores entiendan que tiene que reaccionar ya. De lo contrario, se complicará el objetivo. Y el primer reto es recuperar el partido a partido. La importancia de vivir el próximo encuentro como si fuera el último.