Portugal impone restricciones para Navidad ante aumento de casos de la variante ómicron

LISBOA, 21 dic (Reuters) – Portugal ordenó el martes el cierre de clubes nocturnos y bares y pidió a las personas trabajar desde sus casas durante al menos dos semanas a partir del sábado, a fin de controlar la propagación del COVID-19 durante el período de vacaciones de fin de año.

«Esta aún no es la Navidad normal a la que estamos acostumbrados», dijo el primer ministro Antonio Costa, en una conferencia de prensa. «Si no adoptamos estas medidas ahora, las consecuencias en la vida de todos serán mucho peores después de Navidad y Año Nuevo».

Costa también anunció restricciones de capacidad en las tiendas y dijo que ahora se requeriría una prueba de coronavirus negativa para quedarse en hoteles o asistir a eventos.

Las autoridades también limitarán las reuniones al aire libre a 10 personas por grupo en la víspera de Año Nuevo, cuando se necesitará una prueba negativa para ingresar a restaurantes, casinos o asistir a fiestas en espacios públicos, agregó.

La mayoría de las medidas anunciadas por Costa debían entrar en vigor inicialmente a inicios de enero, pero la actual situación de la pandemia obligó al gobierno a implementarlas con anticipación, aseguró.

Portugal, que tiene una de las tasas de vacunación contra el COVID-19 más altas del mundo, con alrededor del 87% de sus 10 millones de habitantes completamente inoculados, se enfrenta a un aumento de las infecciones junto con el resto de Europa, en parte debido a la rápida propagación de la variante ómicron.

Cerca del 50% de los nuevos casos de coronavirus en Portugal son de la variante ómicron, dijo el instituto nacional de salud en un informe el martes.

El país reportó 5.754 nuevos casos de COVID-19 el martes, volviendo a los niveles vistos por última vez en febrero, cuando enfrentó su batalla más dura contra la enfermedad, pero las muertes y hospitalizaciones siguen siendo bajas en comparación con ese período.

La ministra de Salud, Marta Temido, dijo la semana pasada que las infecciones por ómicron se duplicaban cada dos días y podrían representar el 80% de todos los casos nuevos para fin de mes.

(Reporte de Catarina Demony y Sérgio Gonçalves. Editado en Español por Manuel Farías)