Xavi choca con el reglamento

Abde, Gavi, Nico, Ferran Jutglà… Hasta hace unos meses, estos jugadores eran completamente desconocidos para el espectador medio y, a día de hoy, son fundamentales en todo un Barcelona. Pero hay un problema. Ninguno de ellos tiene ficha del primer equipo, lo que se traduce en un riesgo que Xavi quiere, pero no debe asumir. El reglamento marca que siempre tiene que haber siete futbolistas de la primera plantilla sobre el césped. En caso de que, por cualquier circunstancia, se quedasen solo seis, el rival podría alegar por alineación indebida y el club infractor sufriría una derrota por tres goles a cero y una multa económica.

Hasta hoy, la norma no se había puesto en tela de juicio ni había entrado a debate, ya que su aplicación se debía a situaciones muy específicas que no eran nada habituales. Pero para este Barça, la regla es una limitación. El pasado sábado, en la victoria ante el Elche, Xavi alineó a tres del ‘B’: Jutglà, Abde y Gavi. Incluso podría haber puesto a un cuarto, pero con un riesgo evidente: una expulsión era directamente una derrota. Es más, el entrenador blaugrana ha relatado sin tapujos que su intención era colocar de inicio a cuatro (o más) del filial y que tuvo que ser Carles Naval el que le avisara de las consecuencias que eso podía acarrear.

Así ha explicado Xavi, en conferencia de prensa previa al partido ante el Sevilla, lo que el reglamento le está limitando en sus decisiones: «Claro que hay riesgo en poner a cuatro del filial. Me pasó el otro día. Iba a jugar con cuatro del filial y Carles Naval me avisó de que si había una expulsión de un jugador con ficha del primer equipo perdíamos el partido. Creo que es una norma bastante estúpida. Si estamos por el bien del fútbol base, esa norma debería quedar más clara porque se tapa la progresión del futbolista. Valoramos que haya jugadores con ficha actual del filial que pasen a ser del primer equipo».

Los protagonistas del riesgo

El Barcelona planificó la temporada con un once variable, pero con futbolistas suficientes como para no tener que hacer uso de la cantera de tal forma. Los problemas físicos, el bajo estado de forma de algunos hombres y la irrupción de talentos mayúsculos como Gavi o Nico lo ha cambiado todo. Para colmo, Agüero ha tenido que retirarse, Dembélé sigue con su tradicional ristra de lesiones, Ansu Fati continúa en el dique seco, Depay y Braithwaite también están en la enfermería… Tal plaga ha provocado convocatorias llenas de jugadores del filial y titularidades completamente inesperadas como las de Abde o el propio Jutglà.

La jornada de este fin de semana dejó un banquillo con Guillem Jaime, Balde, el propio Nico o Álvaro Sanz. Efectivamente, en cada movimiento de Xavi entra en juego la matemática. Para dar entrada a Nico, sentó a Jutglà. ¿El motivo? Más allá de lo deportivo, si retiraba a un hombre del primer equipo, se quedaba con un balance de 7-4 y una expulsión le haría perder automáticamente los tres puntos. Posteriomente, al filo del final, Abde se marchó para dar entrada a Balde, también sin ficha. De nuevo, el mismo caso. Si hubiera sentado, por ejemplo, a Dembélé, una expulsión hubiera resultado fatal.

<figure id="sumario_1|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2021/12/20/primera/1640016219_785578_1640016398_sumario_grande.jpg', '976', '976', 'BeSoccer Pro‘);return false;» class=»item-multimedia»>

BeSoccer Pro

Los elegidos de Xavi

Xavi ha informado a los medios de comunicación que su intención era poner a cuatro jugadores del filial en el once. Si ya alineó a Abde, Jutglà y Gavi, se entiende que el cuarto en discordia era Nico, seguramente cambiando el esquema de tres centrales o incluso mandando al banquillo a Frenkie de Jong. Hay un motivo de preocupación en el técnico. Ni Braithwaite, ni Depay, ni Ansu, ni Pedri, ni Sergi Roberto, ni Dest van a volver por ahora. En otras palabras: el problema se va a repetir y no va a poder poner a los cuatro sin asumir un riesgo desproporcionado vistas las circunstancias clasificatorias en las que se encuentra el Barcelona.

El reglamento es claro: mínimo siete del primer equipo. El pensamiento de Xavi también es franco: quiere contar con cuatro del filial en el once, dadas sus circunstancias. Y en la balanza, por supuesto, prima la prudencia. Entre tanto, abre debate. ¿Es la norma una limitación para los clubes?, ¿va en contra de la progresión de la cantera? Sentencia hecha desde la perspectiva blaugrana: «Es bastante estúpido. Si estamos por el bien del fútbol base… Se tapa la progresión del futbolista».

¿Solución?

Según informa Javier Miguel, corresponsal de AS en Barcelona, el Barcelona está estudiando la fórmula de hacer ficha del primer equipo a Gavi y a Nico. De este modo, Xavi contaría con ellos como dos jugadores más y no tendría que tirar de calculadora a la hora de confeccionar sus alineaciones y de hacer sustituciones. Eso implicará una renovación de sus contratos, una subida de salarios y la liberación de otras fichas.

A día de hoy, cambiando a Agüero por Dani Alves, el Barça tiene dos fichas libres, pero la intención de fichar al menos a dos jugadores en el mercado invernal. Se habla de Cavani y Ferran Torres, aunque la rumorología ha tanteado más posibilidades. En caso de que llegaran dos, para que Gavi y Nico entraran habría que dar salida a otros dos jugadores. Luuk de Jong o Yusuf Demir están bien posicionados para abandonar la Ciudad Condal en invierno.

La primera plantilla del Barcelona

Porteros: Ter Stegen, Neto, Iñaki Peña.

Defensas: Dest, Piqué, Araújo, Lenglet, Jordi Alba, Sergi Roberto, Mingueza, Umtiti, Eric García, Dani Alves (aún no puede jugar).

Centrocampistas: Busquets, Riqui Puig, Coutinho, Pedri, Frenkie de Jong.

Delanteros: Dembélé, Depay, Ansu Fati, Demir, Braithwaite, Luuk de Jong.

Opina: ¿crees que Xavi tiene razón?, ¿se debería poder jugar con más canteranos?